Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

CONDEGA, ESTELÍ

Seis jóvenes que se vieron involucrados en una grave alteración al orden público, en la cual uno de ellos recibió un balazo en el abdomen y tres policías sufrieron lesiones, fueron enviados a prisión preventiva en espera de la audiencia inicial del juicio que se les seguirá.

Inicialmente, según la Policía, los grupos juveniles de los barrios El Esfuerzo y “Evaristo Cruz”, ubicados en la zona central este de la ciudad de Condega, fueron agredidos por otros que habitan en el barrio Solidaridad, que se hacen llamar “Los Killers”, y fue cuando ocurrió la trifulca.

Todo sucedió en las cercanías de los chinamos, la barrera de toros y la plaza de las fiestas patronales de Condega, dedicadas a San Isidro Labrador. A solicitud de varios pobladores y vecinos del lugar, la Policía actuó para restablecer el orden, pero en el operativo los alborotadores lesionaron a un oficial con una piedra, por lo cual el afectado sufrió trauma craneal.

Aparentemente el mismo oficial lesionado disparó su arma de forma preventiva, pero el proyectil rebotó luego de impactar contra una roca y se le alojó en el abdomen a un muchacho.

En la reyerta también resultó con un dedo fracturado el jefe de la Policía de Condega, capitán Eddy Peralta, y otro uniformado sufrió una lesión menor, pero al final los agentes pudieron controlar la situación y se detuvo a varios jóvenes.

El juez suplente local de Condega, Ronald Acevedo, dictó prisión preventiva al encontrar elementos de convicción fehacientes durante la audiencia preliminar para los detenidos, identificados como Eduardo Rivera, José Alejandro Pérez, Oscar Bellorín, Jorge Ulises Peralta, Léster Antonio Pérez y Abner Galeano, quienes oscilan entre las edades de 18 a 24 años.

Todos enfrentan cargos tipificados provisionalmente por la Policía como asociación ilícita para delinquir, alteración al orden público, atentar contra la autoridad y sus agentes, y exposición de personas al peligro.

Zoraida Bonz Peralta, madre del muchacho afectado, señaló que hubo exceso de fuerza por parte de la Policía, y presentará una queja ante la directora general de la entidad, primera comisionada Aminta Granera.