Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Supuestos roba-camionetas ríen al quedar en libertad
Porque la acusación de la Fiscalía estaba mal redactada y no individualizaba la participación que cada uno de los sospechosos tuvo en el robo en el que Joe López Martínez casi pierde la vida, quedaron en libertad Leonel Alberto Espinoza, Mariano Eliécer Chávez Arróliga y Francisco Reyes Hernández, también conocido como Enrique Baltasar o Enrique Balmaceda Ruiz. Todos salieron del juzgado con una sonrisa “de oreja a oreja”. Ellos fueron acusados, junto a Marlon Francisco Acuña García, de la supuesta coautoría del robo con intimidación de una camioneta Toyota Hilux del año, valorada en 27 mil dólares, y por homicidio frustrado en perjuicio de Joe López, quien la noche del diez de mayo estaba en su negocio, ubicado en Villa Flor Norte, cuando los asaltantes se le acercaron armados, lo intimidaron y como se resistió al robo de su camioneta nueva, lo balearon, pero como el escrito acusatorio decía que todos al unísono y en coro amenazaron, dispararon contra la víctima y huyeron, sin individualizar qué hizo cada uno al momento del atraco, la juez Cuarto Penal de Audiencias, Martha Martínez, le devolvió la acusación a la Fiscalía, para que la mejore, porque ni siquiera especificaba el verdadero color de la camioneta robada, la que fue encontrada “desguazada” en una casa de Villa Reconciliación, en el momento que los sospechosos, en aparente flagrante delito, la estaban desarmando.

Pandilleros a juicio por homicidio de “Casi Loco”

Este 27 de junio, tres supuestos miembros de una pandilla de Las Américas Tres enfrentarán juicio oral por la supuesta coautoría del homicidio de Sergio Antonio García, de 22 años, alias “Casi Loco”, quien perdió la vida el ocho de diciembre de 2007, cuando en compañía de su pandilla peleaba contra otra “organización juvenil”. Además de Iván de Jesús Rosales, “Gordo Iván”, Byron Hernández Domínguez, “Bacteria”, y Rafael Antonio Torres, “Popoyo”, quienes están detenidos a la espera de juicio, también están acusados por el crimen Oscar Maltez Balmaceda, “King”, Pedro José Boza, “Pedrito”, y los hermanos Erving José Guevara, “Polo”, y Víctor David Guevara, “Polito”. Junto a los adultos también fue acusado un menor apodado “Chavalito”, quien le presentó a la juez Karla García su partida de nacimiento para acreditar que al momento de cometer el crimen “aún era un niño”. La acusación explica que la pandilla de la víctima se retiró cuando los otros se fueron de retirada, pero luego regresaron “por la revancha” y encontraron a “Casi Loco”, a quien habrían atacado a pedradas, puntapiés, machetazos y estocadas en la espalda, luego lo lanzaron al cauce de Villa Revolución y le dejaron caer un “tenamaste” para asegurarse de su deceso. El fiscal Enrique Sándigo presentó un dictamen que indica que la víctima falleció por hemorragia y edema cerebral por fractura de la base del cráneo, que le quedó desbaratado.