•  |
  •  |
  • END

En prisión preventiva quedaron cinco sujetos que supuestamente conformaban la banda de “El Chocorrón”, que hasta este viernes tenía en su haber tres juicios por homicidio frustrado, un homicidio, un secuestro y otros delitos en perjuicio de varios civiles y dos policías, uno de los cuales podría quedar imposibilitado para caminar, por el balazo que recibió en la columna, por parte del jefe de la organización delincuencial.

En la primera acusación, la juez Martha Martínez mandó a la cárcel a Moisés Jeremías Palma Urcuyo, alias “El Gallo”, de 19 años; Rommel Francisco Hernández, “Glendon”, también de 19; Ervin José Mayorga Rugama o Norlan de Jesús Mayorga Rugama, “La Chavala”, de la misma edad; Luis Manuel Quezada Chávez, “Luis Tipitapa”; Jefferson Ernesto Zelaya Montoya, “El Peludo”, de 18, y Juan Adolfo Ortega, de 18 años.


Arrinconado
Todos ellos fueron acusados por las lesiones y el robo que sufrió el policía Joanny Ponce Palacios, de 31 años, especialista en escenas de crímenes, quien el nueve de mayo estaba en una de las calles del barrio Miraflores, a bordo de su moto, en compañía de Laura Fonseca Gaitán, de 24 años, cuando junto a él se detuvo un taxi que era conducido por Zelaya.

Aparentemente Hernández tomó del cuello al policía para robarle, mientras Mayorga y Quezada, quien supuestamente acaba de cumplir una condena por homicidio, lo “arrinconaban” junto a la moto para que los otros asaltantes lo golpearan, porque la víctima quería sacar su arma de reglamento.

Mientras todo eso ocurría, “El Gallo” cobardemente le disparó tres veces a Laura Fonseca, pero para fortuna de ella, los cartuchos no funcionaron.

Luego, el acusado con apodo de plumífero despojó al policía de un celular valorado en 200 dólares, mientras que “El Peludo” intimidaba a la dama para robarle otro teléfono de igual valor.

La acusación explica que “Tipitapa”, supuesto cabecilla de la banda, le dio un pistolazo en la boca al policía y se le robó el casco, pero después le dio un balazo en la espalda. La bala le quedó alojada en la columna, por lo que la víctima perdió la sensibilidad y los reflejos en ambas piernas, y los médicos temen que no pueda volver a caminar.


Secuestran y asesinan
A este grupo de presuntos delincuentes la Policía también les atribuye el secuestro de un taxista, la noche del pasado 28 de abril, y el crimen perpetrado contra Armengol Antonio Aburto Padilla, ultimado de dos disparos cuando estaba sentado en una silla metálica.

La noche anterior, según las investigaciones policiales, secuestraron a un taxista, a quien anduvieron por varias horas en el valijero del taxi, junto a un transeúnte, a quien también secuestraron durante casi dos horas.

En este crimen los supuestos integrantes de la banda de “El Chocorrón” balearon en una pierna a Verónica Padilla, madre de Armengol Aburto Padilla, a quien despertaron para que viera la ejecución de su hijo.


Roban a cambista
Ervin José Mayorga Rugama o Norlan de Jesús Mayorga Rugama, “La Chavala”, y Jefferson Ernesto Zelaya Montoya, “El Peludo”, deberán comparecer ante la juez Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco Batres, quien admitió la acusación que la fiscal Jeaneth Canelo promovió contra ellos por cinco delitos derivados del asalto de 19 mil 200 córdobas.

El robo ocurrió el 13 de mayo, cuando Pablo Pérez estaba vendiendo dólares en el Mercado “Roberto Huembes”, y lo intimidaron y despojaron del dinero, pero la víctima tomó el cañón del arma que portaba “Tipitapa”, quien detonó su arma, provocando alarma.

Dos policías que estaban cerca del lugar persiguieron a los ladrones, pero éstos dispararon contra ellos, sin embargo, fueron capturados en el barrio La Fuente.

La juez mandó a valorar en el Instituto de Medicina Legal a “El Peludo”, para conocer su edad biológica, porque dice ser menor, y le decretó medidas alternas a la prisión, pero éste no saldrá libre hasta que rinda una fianza de 10 mil córdobas. El tercer juicio está radicado en el Juzgado Segundo Penal de Audiencias y también es por robo.