•  |
  •  |
  • END

BELÉN, RIVAS

Un anciano que habita en el sector de Pueblo Nuevo, municipio de Belén, estuvo a punto de encontrar la muerte, cuando por una aparente negligencia de Dissur–Rivas, se estrelló accidentalmente con cables del tendido eléctrico que estaban en el suelo, debido a la caída de dos postes.

La situación ya era del conocimiento de la empresa de comercialización de electricidad y también de los ciudadanos residentes en la zona y la Policía.

El suceso, que dejó con quemaduras de primero y segundo grado en el brazo izquierdo de Humberto Calero Obando, de 72 años, se dio a las siete de la noche del domingo, cuando la víctima se dirigía en bicicleta de Pueblo Nuevo a la comarca Santa Cruz, pero al pasar por el sector de San Antonio, la oscuridad le impidió detectar los cables del tendido eléctrico que estaban cerca del suelo, los que le rozaron su mano izquierda.

Producto de la descarga, Calero Obando no sólo resultó con quemaduras en el brazo, pues su sobrina, Telma Bolaños, también señala que al llegar al Hospital de Rivas los médicos le detectaron una lesión en la ceja derecha, al igual que problemas en la pierna del mismo lado, que le impiden caminar. De igual forma el paciente presenta malestar en el tórax.

Según Bolaños, ella pidió que le dieran de alta a su tío, para llevarlo a una clínica privada, y a la vez aseguró que demandarán a Unión Fenosa para que sus funcionarios sean más cuidadosos, “ya que el tendido eléctrico estaba en el suelo desde las nueve de la mañana del sábado, y se les avisó y no dieron respuesta”, explicó.