Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica

La pareja de nicaragüenses, que presuntamente asesinó a un cambista en la ciudad de Granada, Nicaragua, se encuentra libre, luego que un juez dictara medidas cautelares a Mauricio Pilarte Romero.

Semanas atrás, su compañera sentimental, Norma del Socorro Alemán Romero, había recuperado también la libertad, al comprobarle que era residente y que sus hijos habían nacido en este país.


Dicen ser inocentes
Ambos siguen alegando que nada tienen que ver con la muerte del señor Matilde Alberto Berroterán Silva, hecho ocurrido el pasado 13 de abril, en Granada, ni tampoco con el robo de de 2 mil dólares.

Norma, como protesta porque no dejaban en libertad a su cónyuge, inició el jueves una huelga de hambre junto a sus cuatros hijos, en las afueras del centro de detención para extranjeros, en Hatillo, la cual suspendió al ser liberado Mauricio.

Según informe policial, la pareja era buscada por las autoridades de Nicaragua y por la Interpol, por lo que marido y mujer fueron detenidos el pasado primero de mayo, en un precario de Linda Vista de Patarrá.

Las autoridades migratorias de Costa Rica, sostuvieron que no podía seguir reteniéndolo, porque no existe una orden internacional de captura de parte de Nicaragua.

Mario Zamora, Director de Migración y Extranjería, expuso que el nicaragüense fue detenido por ser presunto autor de los delitos que se le señala en Nicaragua y por estar ilegal.

“El hecho de tener hijos costarricenses los favorece, por eso no se podría deportar. Nosotros hicimos un documento público en el que afirmábamos que él era el hombre buscado en Nicaragua, pero al no haber una orden de detención no hay fundamento legal para mantenerlo privado”, reiteró Zamora.

El sospechoso deberá firmar cada 15 días en el Ministerio Público, mantener un domicilio fijo y no salir del país.


lmendoza@elnuevodiario.com.ni