•  |
  •  |
  • END

RIVAS y MANAGUA

Tres hombres, entre ellos uno que andaba vestido de policía, asaltaron y balearon la mañana de este sábado a un cambista de la ciudad de Rivas, el cual, producto de las heridas de arma de fuego que sufrió en las piernas, fue trasladado al “Antonio Lenín Fonseca”, de Managua.

Pedro José Pérez Hernández, de 44 años, tras ser reducido por los antisociales dentro de una pulpería, donde se refugió, fue despojado del bolso tipo “canguro”, donde guardaba seis mil dólares, una pistola calibre 38, y su celular.

El robo se dio minutos después de las cinco y media de la mañana, ya que según Carlos Manuel Pérez, su hermano salió a esa hora de su casa, en el barrio La Puebla, y se dirigió en bicicleta al mercado de Rivas, donde labora como cambista desde hace mas de 20 años, pero al recorrer 300 metros fue interceptado por el trío de antisociales, que, al parecer, le daban seguimiento.

Tras ser interceptado casi frente a la casa de la diputada Venancia Ibarra, Pérez Hernández buscó cómo refugiarse en la pulpería de la señora Daysi Gutiérrez, y hasta ahí llegó el trío de asaltantes, quienes lo golpearon y hasta trataron de ponerle las esposas que portaba el uniformado, según versión de testigos.

Tras reducirlo a golpes, los asaltantes realizaron dos disparos, pero según la Policía de Rivas, el cambista sólo presenta una herida de arma de fuego que ingresó por el muslo derecho y al salir, perforó también su muslo izquierdo, ya que esa fue la valoración del doctor Juan Guevara.

Sin embargo, Calos Manuel detalló que su hermano también presenta en el costado derecho del abdomen un refilón de bala.

Una vez que el cambista fue reducido, los asaltantes lo despojaron del botín y se marcharon en dirección norte, donde a escasos metros los esperaba un vehículo, en el cual se dieron a la fuga.

De acuerdo con la versión, a Carlos Manuel los asaltantes lo seguían desde el pasado 26 de abril, pues ese día avistó a tres sujetos que de manera extraña iban tras sus pasos, en el sector de los muros del cementerio de esta ciudad.


“Quiebre de drogas”

Por su parte, Natalia López Gutiérrez, hija de la dueña de la pulpería donde se refugió el cambista, detalló que su mamá acostumbra abrir el negocio a las cinco y media de la mañana, y el día de los hechos, desde que abrieron notaron la extraña presencia de los tres sujetos, y pensaron que se trataba de un “quiebre” de drogas, por la presencia del uniformado, quien incluso hasta llegó a comprar cigarros y saludó a doña Daysi, y le manifestó que estaban esperando que los pasara llevando su jefe.

No obstante, minutos después, doña Natalia y su mamá se llevaron tremendo susto, al ver ingresar al negocio al cambista, y detrás de él a los tres antisociales, quienes de inmediato lo golpearon hasta en sus partes íntimas, y luego le realizaron los dos disparos, según versión de doña Natalia, quien por temor se refugió con su mamá en el interior de la casa.

Según la vocera de la Policía de Rivas, capitana Luisa Amalia Chavarría, el caso podría estar esclarecido en las próximas horas, ya que aseguró que tienen las características del vehículo en que se movilizaban los antisociales, pero en su información no detalló la presencia del uniformado.