Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

EL RAMA
Natividad Álvarez García, de 40 años, habitante del barrio Nuevo Amanecer, de La Esperanza, municipio de El Rama, salió de su casa, al mediodía del sábado, a disfrutar de la montada de toros que se realizaba en la barrera de Ciudad Rama. Fue el último acto de su vida.

Cuando ya era un poco tarde, y después de haber ingerido unas cuantas cervezas, Natividad salió caminando sobre la carretera, presuntamente rumbo a su casa, que queda distante a ocho kilómetros de El Rama.

Aparentemente, cuando eran las siete y media de la noche, el hombre interceptó el paso de un vehículo que circulaba por el sector, el cual lo arrolló y lo mató de forma inmediata. El conductor huyó, dejando a su víctima sobre el pavimento.

Otro conductor que pasó minutos después y vio el cuerpo, avisó a la Policía Nacional, la que se hizo presente al lugar de los hechos.

Según el informe del médico forense, el Álvarez García presentaba fuertes golpes en el pecho y la cabeza, producto del impacto del vehículo y después con el pavimento, lo que le provocó la muerte instantánea.

El cuerpo fue entregado a sus familiares, para su posterior vela. La Policía inició un rastreo para dar con el presunto responsable del accidente, y minutos más tarde, en la barrera de Presilla, a unos 20 kilómetros de donde ocurrió el accidente, encontraron un vehículo azul, usado para el servicio de taxi, abandonado, con el vidrio quebrado y una fuerte abolladura en la parte frontal de la carrocería, con restos de sangre, lo que hace presumir que ese fue el automotor que impactó al infortunado, pero el conductor ya había huido.

El vehículo fue remitido a la delegación de la Policía y esperan que aparezca su respectivo dueño, informó el capitán Román Benítez, vocero oficial de la Policía Nacional de El Rama.