•  |
  •  |
  • END

TOLA, RIVAS
Un enfrentamiento entre dos grupos rivales culminó con un hecho sangriento en el cual perdió la vida el joven Pablo Romero Espinoza, de 25 años, quien de acuerdo a la versión de la Policía, falleció producto de un disparo que recibió en el tórax y le salió por la espalda, lo que le ocasionó un shock hipovolémico.

El homicidio ocurrió a las diez de la noche del pasado sábado, en la comarca de Nancimí, del municipio de Tola, donde se realizaba una fiesta pública.

A la hora detallada, un grupo de jóvenes de la comarca El Caimito se enfrentó con un grupo de Nancimí, entre los que se encontraba el hoy finado.

Según las investigaciones de la Policía, uno de los jóvenes de El Caimito sacó un revólver 22 y realizó el disparo en contra de un joven de Nancimí, que participaba del pleito, pero la bala fue a impactar en la humanidad de Romero Espinoza, quien se encontraba detrás de la pareja que protagonizaba la riña.

Tras recibir el balazo, Romero Espinoza cayó al suelo boca abajo, frente a la terminal de buses de Nancimí, y su prima, Alexa Bermúdez, al verlo, pensó que estaba en estado de ebriedad.

No obstante, al revisarlo, Alexa observó que tenía el impacto de bala, por lo que entre amigos y familiares lo trasladaron al Hospital de Rivas, pero falleció en el trayecto.

En la escena del crimen, la Policía encontró el casquillo y a la vez dio con tres testigos, que revelaron la identidad del autor del disparo, pero hasta el momento no ha sido capturado, por lo que la Policía prefirió omitir su nombre.