•  |
  •  |
  • END

Mayo, conocido como el Mes de la Madre en Nicaragua, por festejarse en este período al ser que da la vida, no es portador de los mejores recuerdos para Reina Gómez, porque hace tres años los pandilleros apodados “Los Agua Sucia” le mataron a uno de sus hijos, y el domingo casi le matan a otro .

Reina Gómez es la madre de Bayardo José Escoto Gómez, de 25 años, quien la tarde del domingo, cuando regresaba de su trabajo, fue “crucificado” a machetazos” por miembros de la referida pandilla.

A Escoto, quien convalece en el Hospital Alemán Nicaragüense, sus agresores le propinaron tres machetazos en el brazo y antebrazo derecho, uno en el pie del mismo lado, uno en el hombro izquierdo y otro en el abdomen.

La atribulada madre dijo que “Los Agua Sucia”, que machetearon a su hijo hace dos días, en una calle del barrio Santa Clara, son los mismos que hace tres años le mataron a otro de sus vástagos.

La agresión a machetazos contra el obrero de la construcción casi deja en la orfandad a tres niños, entre ellos a un bebé de 22 días, dijo Reina Gómez, quien exige de la autoridades que este caso no quede en la impunidad.

Sobrevive a balazo en el cuello

Por otro lado, en la cama seis de la Sala de Cirugía de Varones del Hospital Alemán Nicaragüense, lucha por sobrevivir Raúl Antonio Vega Aguirre, quien fue herido con arma de fuego por el mismo hombre que mató de un balazo a Carlos José Torres, la tarde del domingo en el barrio “Oswaldo Manzanares”.

“El estado de mi hermano es estable, pero grave”, dijo Horacio Aguirre Vega, quien cuida de su consanguíneo junto a otros familiares.

Según los familiares de Raúl Antonio Vega, éste fue herido de bala en el cuello cuando intentaba desarmar a Florencio Díaz, en un intento para que no matara a Torres.