José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

MUELLE DE LOS BUEYES
Henry Juder Zambrano Granja, de 22 años, originario del poblado de La Batea, Muelle de los Bueyes, se ahorcó en las celdas preventivas de la delegación policial de este municipio.

La sorpresa se la llevó el subinspector Jacinto Pastrán González, oficial de guardia de la delegación municipal, a las 7:45 de la mañana del 17 de mayo, cuando hacía la entrega de guardia al suboficial Ángel Raudez Varela, y al verificar la presencia física del detenido Zambrano Granja, encontró al mismo colgado de la parrilla de seguridad ubicada en la parte superior de la celda donde se encontraba.

Al presentarse el equipo técnico de investigación a realizar las indagaciones, el médico forense diagnosticó que el joven falleció por asfixia por ahorcamiento, con un tiempo aproximado de fallecimiento de 12 horas, sin señas de violencia.

¿Drogado?
El fallecido había ingresado a las cinco y media del 16 de los corrientes, por tentativa de homicidio, por denuncia interpuesta por su mamá, Ángela María Granja Medina, el mismo día, ya que éste, por la mañana, había llegado a la casa supuestamente bajo los efectos de sustancias alucinógenas y la quiso agredir.

Doña Ángela relató que su hijo tomó un machete y trató de asesinarla, a ella y a su ex nuera, Aydalina Duarte, la que había sido cónyuge del ahora fallecido, motivo por el cual la Policía lo había detenido.

Es de señalar que su mamá manifestó en la denuncia que su hijo, el 15 de mayo, a eso de las 11 horas, roció con diluyente de pinturas a Aydalina, y luego quiso prenderle fuego con un fósforo, pero al no lograrlo, la agredió físicamente, pero ésta no era la primera vez que intentaba matarla.

Según la mamá y su prima, Jazmina Verónica Granja Leiva, en una primera ocasión, el fallecido había intentado suicidarse con una pastilla para preservar frijoles, por problemas con Aydalina.

Al momento de la inspección del cadáver se le encontró en la bolsa izquierda una cédula de citación del Juzgado Local de Muelle de los Bueyes para Aydalina, a fin de que compareciera este lunes 19 de mayo, a solicitud de Zambrano Granja.

Después de bajar y revisar el cuerpo, se realizaron todas las diligencias de investigación por el grupo técnico y Asuntos Internos, y se hizo entrega formal del cadáver a Carlos José Zambrana Álvarez, tío del suicida, ya que su mamá se negó a recibirlo, argumentando que lo que le había hecho era “imperdonable”.