•  |
  •  |
  • END

El viernes perecieron dos “angelitos” en dos accidentes de tránsito. Las dos niñas de 22 meses y tres años fueron víctimas de la fatalidad.

El próximo 22 de julio, Ashley Yahoska Jarquín Espinoza, de 22 meses, cumpliría sus dos añitos de vida, pero la noche del viernes regresaba de casa de su tía, ubicada en el barrio Laureles Sur, cuando la muerte se la arrebató a su padre de los brazos.

Freddy Jarquín, de 30 años, circulaba de norte a sur, en la moto Honley, amarilla, placas M 12440, con la niña adelante como pasajera, cuando fue embestido por Luis Antonio Rugama, de 37 años, conductor de la camioneta Nissan, blanca, placas M 082-336, que viajaba de oeste a este, pero giró hacia al norte.

La pequeña Ashley Yahoska pereció cuando era conducida hacia el Hospital “Alemán Nicaragüense”, en un vehículo particular.

Su padre, Freddy Jarquín, está grave porque presenta cinco quebraduras en la pierna izquierda.

La madre de la niña aún no sabe que murió, porque desde hace 15 días se fue hacia “El Rama”.

La vela de Ashley Yahoska se realizó de la bloquera Howard, dos cuadras al sur, una cuadra al este.

No logró sobrevivir
Otra que también pereció atropellada fue Ashley Michelle Ordeñana, de tres años, quien tenía apenas un mes de haber llegado con su madre, Vilma Patricia Ordeñana, a Managua, porque antes vivían en Villa El Carmen.

La capitana Cira Hurtado, jefa de Tránsito de la Quinta Delegación de Policía, manifestó que el accidente se produjo a las 5:30 de la tarde del viernes, pero la niña falleció a las 11:30 de la noche.

Pedro Mercado Hernández, de 34 años, conducía la camioneta Toyota, azul, placas M 093-655, en el sector del barrio Grenada, cuando la pequeña Ashley Michelle se cruzó la calle sin la tutela de su “china”, Jennifer Mayorga.

Aunque la trasladaron al Hospital Central, falleció en el quirófano.

Los dos conductores de los accidentes se encuentran detenidos en las delegaciones policiales correspondientes.