Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Sodomizado en prisión
Un hombre que está preso a la espera de juicio por la supuesta autoría del delito de violación en perjuicio de su propia hija de dos años, denunció por medio de su familia y abogada, que fue violado por sus compañeros de celda por la vía anal y oral. “Él me ha manifestado que fue agredido y violado en las celdas del Distrito Seis, me ha dicho que está mal del corazón”, explicó la abogada Aracely España Watson, quien le pidió al juez suplente Octavo Penal de Audiencias que mande a valorar al acusado de iniciales J.A.M., al Instituto de Medicina Legal, solicitud que la autoridad acogió. Una hermana del acusado confirmó la violación de su pariente y denunció que quien supuestamente propició el delito fue una agente policial que llegó a la celda y habría dicho: “Aquí les traigo a un violín”, luego apagaron la luz y el acusado fue golpeado y sodomizado. El juicio para el hombre que está acusado por supuestamente haber penetrado a la niña con un dedo de la mano, quedó programado para el 26 de junio. Los familiares del acusado dicen que es víctima de una trama de su ex compañera de vida y su suegra, porque se separó de la madre de la niña aparentemente abusada en Vista Xolotlán, la madrugada del 15 de mayo, sin embargo, las pruebas que presentó el fiscal Enrique Sándigo revelan que la menor tenía al momento de la valoración forense, laceración de 14 centímetros en la vagina, lesiones en labios mayores y menores y clítoris, e himen edematizado, enrojecido y dilatado.

Ochos días de cárcel para homicida que huyó 15 meses
Tras 15 meses en fuga, la Policía remitió ante el juez Suplente Quinto Penal de Audiencias a Joel Alí Herrera, alias “Joel”, quien tiene pendiente un juicio por la supuesta coautoría del homicidio de Guillermo Alexander Arias García, “Memo”. El crimen ocurrió la madrugada del 27 de febrero de 2007, en el sector conocido como el callejón de la Calle Atravesada, de Batahola Sur, cuando supuestamente José Antonio Soto Dávila agredió a tubazos en la cabeza a “Memo”, quien cayó al suelo, momento en que Herrera le habría dejado caer un “tenamaste” en el cráneo. La víctima murió por hemorragia y edema cerebral por estallamiento de la bóveda craneal, según el dictamen que la fiscal Carolina Herrera presentó para sustentar la acusación contra Herrera, quien tendrá que permanecer preso ocho días antes de que el tres de junio, el juez decida si lo manda a juicio o no. El día del crimen, Ivania Carolina Amador le rogó a su marido por dos horas y media que dejara de tomar licor y se fuera a la casa, pero éste no le hizo caso. Supuestamente Soto, quien no está arrestado, mató a “Memo” porque éste lo había macheteado, sin embargo, antes de que ocurriera el homicidio, la víctima estuvo jugando billar y tomando licor “Caballito” con sus victimarios, y hasta los acompañó al callejón para “quebrarse la cabeza” consumiendo droga. Valga decir que al momento de los hechos, la víctima estaba bajo los efectos de las sustancias que había consumido.

“Zapatito” a “La Modelo”

El juez suplente Décimo Penal de Audiencias, Norge Rivera, mandó a Moisés Jeremías Ramos, de 33 años, alias “Zapatito”, a zapatear a “La Modelo”, porque le decretó la prisión por la aparente autoría del parricidio de Gema Elizabeth Ascensio, de 25 años, a quien el acusado acuchilló porque el Ministerio de la Familia les había quitado al niño de cinco meses que ambos procrearon. La autoridad judicial admitió la acusación que la fiscal Urania Fonseca presentó, y programó la audiencia inicial del juicio para el próximo cuatro de junio, día que “Zapatito” sabrá cuándo será su juicio oral y público. Según la acusación, el 25 de mayo “Zapatito” persiguió a su mujer por los callejones del Mercado “Iván Montenegro”, y cuando la alcanzó, la arrinconó para darle seis estocadas con un cuchillo de sierra, tres de las cuales fueron en el abdomen y tres más en el tórax. Luego, el hechor huyó, pero el vigilante Eduardo Sánchez vio el cuerpo, llamó a los bomberos, éstos trasladaron a la víctima al Hospital Alemán Nicaragüense, pero murió por hemorragia por laceración de la arteria aorta torácica. Cuando la Policía llegó al sitio del crimen rastreó a “Zapatito”, pero éste no había “zapateado” lejos, porque estaba a pocas cuadras del lugar y fue capturado con dos cuchillos, uno ensangrentado y otro limpio. Además, tenía los tenis y las manos llenas de sangre. La Fiscalía reveló que el acusado maltrataba a Gema Elizabeth porque la culpaba a ella por la pérdida del niño que MiFamilia tomó bajo su tutela, porque padre y madre eran consumidores de drogas.