•  |
  •  |
  • END

RIVAS

Un espectacular asalto que se dio la tarde del miércoles, en la carretera Rivas–Nadaime, fue esclarecido por la Policía de Rivas en tiempo récord, aseguró la capitana Luisa Amalia Chavarría.

La vocera policial, no obstante, reconoció que aún no han capturado a todos los integrantes de la banda, que robó el vehículo Toyota Yaris, placas MY 67798, 1,400 dólares, cuatro celulares, un contador de dinero, una impresora y cuatro computadoras portátiles.

De acuerdo a Chavarría, el asalto se dio en el kilómetro 89, y las víctimas fueron cuatro empleados de la empresa Atlantic City, que habían retirado dinero en un casino que dicha empresa tiene en Rivas. Sorpresiva mente fueron interceptados por dos vehículos, uno verde y otro negro, desde donde les hicieron disparos para obligarlos a detenerse.

Entre lo llamativo del caso está el hecho de que la Policía tiene como sospechoso del atraco al mismo conductor del Yaris, Roberto Francisco Morales Valverde, de 46 años, quien viajaba con sus compañeros de labores, Julio Enrique Ramos García, Héctor Zelaya y Maritza Altamirano, todos originarios de Managua.

Según Chavarría, desde un Hyundai negro, un sujeto realizó dos disparos que obligaron a los ocupantes del Yaris a estacionarse a un lado de la carretera, y segundos después el otro vehículo verde se les atravesó por delante, y un tipo de contextura delgada conminó a las víctimas a bajar del vehículo y acostarse boca abajo sobre la carretera.

Acto seguido, los despojaron de los 1,400 dólares que portaban los cuatro ocupantes del Yaris, las tres computadoras, los cuatro celulares, el contador de dinero, la impresora y al final también optaron por llevarse el vehículo.

No obstante, la Policía, al conocer del caso, casi a lo inmediato desplegó por todos los municipios de Rivas un equipo de inteligencia que dio, en menos de tres horas, con algunos de los supuestos atracadores, y a la vez logró recuperar dos computadoras, el Yaris, dos celulares, 297 dólares, y ocupó los dos vehículos en los que se movilizaba la banda de atracadores. Chavarría agregó que la primera computadora le fue ocupada a Rudy Lovo Aguilar, de 23 años, originario del barrio 19 de Julio, de Managua. Este sujeto fue capturado en Ochomogo, dos horas y media después del robo, y se movilizaba hacia Managua en el taxi placas RI-3804, conducido por Eddy Vasconcelos Cerrato, pero al ser requisado se dio con la computadora y uno de los celulares robados. Lovo Aguilar inmediatamente fue arrestado.

Como parte de los operativos, la Policía también realizó dos allanamientos en el municipio de Potosí. Uno de ellos en la casa de Néstor José Marenco Martínez, quien habita en el sector de Las Cuatro Esquinas, y ahí, los oficiales encontraron 297 dólares y otra de las computadoras robadas, pero Marenco Martínez ya se había fugado del lugar.

En tanto en el otro allanamiento, realizado en casa de Silvio Ortega, la Policía encontró en el patio el vehículo Hyundai negro, placas RI-0500, que supuestamente participó en el atraco, y en un tramo de la calle que va hacia el basurero de Potosí, se encontró abandonado el Yaris. 150 metros más hacia el oeste estaban las llaves de dicho vehículo.

Como parte de las investigaciones, la Policía también decidió arrestar al conductor del Yaris, por ser, aparentemente, cómplice de los asaltantes, y producto de los últimos operativos también ocuparon el otro vehículo verde, que a criterio de la Policía fue el usado por los malhechores.