Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Abastecía narcoexpendio visitado por clientes extranjeros
Lésber Quintero / RIVAS
El taxista rivense Luis Adolfo Arriola Camacho, de 32 años, fue capturado por la Policía con 6.9 gramos de cocaína que llevaba ocultos dentro del calcetín del pie derecho, por lo que ya está a la orden del Ministerio Público. Según una nota de prensa emitida por la Policía de Rivas, Arriola Camacho fue capturado el dos de junio, a las 5:40 de la tarde, cuando conducía el taxi placas RI-319, con cuatro pasajeros que se dirigían hacia San Juan del Sur, y al pasar frente a la entrada de la carretera que va hacia la comarca Ostional, fue requisado por miembros de la Policía, que le detectaron las 30 bolsistas que contenían cocaína, que según la Policía, eran para abastecer un expendio de drogas de San Juan del Sur conocido como “El Bohemio”, donde a los extranjeros les ofertan la “raya” de cocaína a 20 dólares.

No robaron, pero lesionaron
Máximo Rugama / ESTELÍ
La Policía capturó a Junier Balladares Romero, de 28 años, luego que en compañía de dos sujetos desconocidos interceptó a Yáder Antonio Corrales Rugama, con la clara intención de robarle todo lo que portaba, pero al verse imposibilitado, lo lesionó con un cuchillo en uno de los costados. El caso es investigado para ser remitido a las autoridades competentes, dijo el portavoz de la Policía esteliana, teniente Abel Herrera. En tanto, William Enrique Martínez Sevilla, de 22 años, denunció que un taxista, en compañía de un sujeto, lo interceptó y agredió con una faja hasta causarle lesiones en la cabeza con la hebilla. Al parecer, el taxista y su amigo confundieron al muchacho con un antisocial que formaba parte de un grupo de maleantes que minutos antes lo habían agredido y asaltado.

Incautan partes de computadoras
Lésber Quintero / RIVAS
Por sospechas de un posible caso de contrabando aduanero la Policía Económica de la ciudad de Rivas ocupó varios accesorios de computadoras que procedían de Peñas Blancas en un vehículo de Masaya, placas MY2500, que era conducido por Humberto Rosales Obando, quien alegó ante los oficiales que las piezas las había comprado en Managua y que las andaba ofertando en la frontera sur. No obstante, al final le ocuparon ocho CPU, seis monitores, diez mouses, 13 teclados y el vehículo, y fueron remitidos a la Aduana de Peñas Blancas, para que sea dicha institución la que determine si hubo o no fraude aduanero.

Nuevo estafado con viejo truco
Máximo Rugama / ESTELÍ
Utilizando el viejo truco del “loterillazo”, tres estafadores despojaron de casi siete mil córdobas a José Ángel Centeno, de 27 años. El joven denunció ante las autoridades policiales que caminaba con un pequeño sobrino y pasaron cerca del Centro de Salud “Leonel Rugama”, cuando un maleante les salió al paso y les preguntó dónde podía hacer efectivo un premio de la lotería. Cuando estaban “entrados en conversación”, se les acercó otro sujeto de bigote, cara fina, moreno, que le prometió llevarlo a la agencia de Lotería Nacional, y se fue con ellos. Habían caminado unas cinco cuadras cuando uno de los timadores le dijo al afectado que ya era hora de que se fuera solo a cambiar el billete premiado, y le ofreció mil córdobas de propina, siempre y cuando dejara algo en garantía. El incauto sacó 6 mil 620 córdobas que andaba en el bolsillo y se los dio a uno de los delincuentes. Ya en camino, el perjudicado reaccionó y revisó los billetes de lotería, los cuales ya estaban vencidos, pero ya era tarde, y la regresar, por supuesto no encontró a los bandidos, y no le quedó más remedio que denunciar el hecho ante la Policía .

Conductor ebrio cae en cauce
Máximo Rugama / ESTELÍ
Con daños materiales severos resultó la camioneta placas ES 08538, cuyo conductor circulaba en estado de ebriedad, perdió el control del timón, se salió de la vía y fue a caer en un cauce. El portavoz policial en este departamento, teniente Abel Herrera, detalla que el accidente ocurrió cuando el automotor, propiedad de José Ángel Duarte Vallejos, era conducido por José Valdivia González, quien portaba una licencia extranjera y estaba completamente ebrio, por lo que no pudo controlarse. El resultado fue que la camioneta resultó con severos daños en el lado izquierdo y la puerta trasera
Buscan a asaltantes de transportista
Máximo Rugama / CONDEGA, ESTELÍ
Cuatro elementos no identificados que asaltaron a un transportista de carga internacional son buscados por fuerzas de la Policía esteliana. Los cuatro delincuentes interceptaron el paso del cabezal que conducía el salvadoreño Faustino Samuel Eskite Zacarías, de 48 años, cuando circulaba tres kilómetros al norte de la ciudad de Condega. El afectado se dirigía de Condega hacia un puesto fronterizo con Honduras, cuando cuatro encapuchados, a bordo de un vehículo rojo, de cuatro puertas, lo interceptaron y se vio obligado a detenerse, abrir la puerta y luego éstos abordaron el automotor y lo metieron al camarote, bajo amenaza de muerte. Fue despojado de 800 dólares que llevaba en los bolsillos.

Rateros presos, objetos recuperados
Lésber Quintero / RIVAS
Producto del trabajo del área de Inteligencia, la Policía de la ciudad de Rivas logró esclarecer ocho de 16 robos con autores desconocidos que se dieron en todo mayo. Con el esclarecimiento de los atracos, la Policía logró a la vez recuperar una planta eléctrica, dos DVD, tres televisores, tres celulares, un teatro en casa y tres cadenas de oro, y a la vez se logró poner tras las rejas a seis sujetos, mientras que otros dos están con medidas cautelares. Según la capitana Luisa Amalia Chavarría, vocera de la Policía de Rivas, el teatro en casa le había sido robado a un miembro de la institución del orden, y fue recuperado en el barrio Monte San Juan, donde lo llegó a vender José Alfredo Espinoza Chavarría. En tanto la planta eléctrica le fue robada a la señora María Luisa Bello Fajardo, y se recuperó en el barrio Rosario, y el supuesto autor del robo fue Henry Francisco Solís, alias “El Chirizo”, el cual también aparece involucrado junto a Espinoza Chavarría en el robo de un televisor de 21 pulgadas que se le recuperó a Wilfredo Marenco, habitante del barrio “Eduardo Alvarado”.