•  |
  •  |
  • END

Flotando en un desaguadero en el Charco Verde, del barrio Acahualinca, fue localizado por varios “churequeros”, el cuerpo en avanzado estado de descomposición de un hombre de generales desconocidas. El subcomisionado Marlon Sevilla, jefe de Seguridad Pública de la Segunda Delegación de Policía, ordenó que el cuerpo fuera trasladado al Instituto de Medicina Legal para que se determine la forma en que falleció, aunque se presume que pudo ser víctima de ahogamiento. Por la tarde, la señora Aura Lila Orozco lo identificó como su hijo, Owen Alemán Orozco, de 24 años, quien era adicto a las drogas y había desaparecido desde el miércoles. Ésta es la segunda víctima que en la temporada lluviosa aparece en el Lago de Managua, pues a finales de mayo flotó el cuerpo de una desconocida frente a Villa Vallarta, el que permanece aún en la morgue del Instituto de Medicina Legal.