Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Richard Antonio Silva, de 28 años, se convirtió la madrugada de ayer sábado en la cuarta persona en perder la vida de forma violenta en el Distrito Seis de la capital, durante la semana que concluye.

Silva, quien expiró en el Hospital Alemán Nicaragüense, fue baleado a la salida del bar “La Chelita”, en el barrio Villa Austria, por su compañero de tragos, Juan Carlos Ponce Cruz, alias “El Tongo”.

El subcomisionado Leonidas Roque dijo que el móvil del crimen es una venganza, porque hace varios meses, Silva macheteó a “El Tongo” por desacuerdos en un negocio, cuya naturaleza desconocen las autoridades.

Testigos del crimen dijeron que en el mismo participó un hermano de Juan Carlos Ponce Cruz, pero su nombre no fue dado a conocer.

“El Tongo” tiene pendiente aclarar con la Policía su presunta participación en el crimen del adolescente Juan Alejandro Flores Centeno, quien fue ultimado de un escopetazo hace tres meses, en una calle cercana donde ocurrió el crimen de ayer en la madrugada.

Reconocen a triturado
Por otro lado, Mario Alberto Neira Muñoz, de 55 años, resultó ser el hombre a quien una rastra despedazó la noche del jueves, en el camino a Sabana Grande.

Neira fue reconocido por un hijo, en la morgue del Instituto de Medicina Legal, donde permaneció como desconocido hasta la tarde del viernes.

Aparentemente, el hombre se quedó dormido sobre la vía, sin embargo, el chofer de la rastra, quien ni se percató de la muerte que causó, es buscado por las autoridades policiales.

Además de las muertes violentas de Richard Antonio Silva y Mario Alberto Neira, en el Distrito Seis de Managua la Policía reportó la tarde del viernes el suicidio del soldado Jairo Alberto Medrano García y el crimen de Nery Rojas Castro.

A los decesos antes mencionados se suma la muerte del taxista Erwin Juárez, de 35 años, quien aparentemente murió a consecuencia de un infarto cuando conducía su auto, la noche del miércoles, en los alrededores de la Zona Franca Las Mercedes.