•  |
  •  |
  • END

Francisco Javier Quintero Mejía y Guillermo Antonio Maltez Icaza podrían pasar los próximos 21 años en la cárcel, después de que el juez Octavo Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, los declaró culpables por el crimen del cambista Henry Antonio Úbeda Cruz.

Úbeda fue ultimado de varios impactos de bala la tarde del lunes 20 de agosto, en una calle del Reparto Los Robles, y además fue despojado de un bolso en el cual llevaba 4 mil dólares y tres mil córdobas.

Durante el debate de la pena, la fiscal auxiliar Ceyla Buitrago pidió la pena de 21 años para los dos jóvenes encontrados culpables del delito de robo agravado con resultado de muerte.

El Código Penal establece que por este delito la pena mínima es de 21 años y la máxima de 30, explicó Pablo Antonio Leiva, uno de los abogados defensores.

“Los defensores nos allanamos a la petición del Ministerio Público que pidió la pena mínima, pero vamos a apelar del veredicto emitido por el juez técnico”, explicó Leiva, quien defendía a Guillermo Antonio Maltez.

Al término de los alegatos, los acusados alegaron ser inocentes, y pidieron al juez Cortés los favoreciera emitiendo veredictos de no culpabilidad a favor de ellos.

Para que Quintero y Maltez fueran declarados culpables fueron determinantes los relatos de varios testigos, quienes los reconocieron como los autores del crimen.

En el caso de Maltez, quien fue herido por el cambista y permaneció varias semanas en un hospital capitalino, dijo que las heridas de bala que sufrió en esa ocasión se las causó un delincuente al oponerse a un robo en Ciudad Sandino.