Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

GRANADA
Hay quienes atribuyen el fenómeno al encarecimiento de los alimentos y de la vida en general, pero lo cierto es que numerosos animales de crianza y hasta caballos han desaparecido en este departamento.

Un hermoso caballo colorado fue robado de la finca Delagnau, frente a la primera entrada del Reparto El Escudo, según denuncia de Freddy José Portobanco Narváez, quien declaró en las oficinas de la Policía departamental de Granada que fue a buscar al cuadrúpedo, preguntó a uno de los dueños de la propiedad, pero éste le dijo que ni idea tenía de su paradero.

Portobanco puntualizó que el equino está marcado con el fierro en forma de “G” en una de las piernas traseras.

Mientras que Ricardo Ramón Reyes informó que de la entrada a la comunidad Las Camelias cien metros al norte, le robaron una cabra, la que encontró destazada, lo mismo que una vaca café-oscuro, que no es de su propiedad, y de la que sólo dejaron el cuero. La cabra tenía un valor de mil córdobas.

Por su parte, Germán Francisco Rivas denunció en la gendarmería de Granada que de la entrada de donde fue la hacienda El Carmen, tres kilómetros hacia la Laguna de Apoyo, le robaron dos porcinos valorados en mil 600 córdobas.

El afectado se dio cuenta del robo cuando llegó el veterinario para vacunar a los animales, y además dijo que se le llevaron los postes de concreto de una cerca de 300 metros, el alambre de púas y 20 láminas de zinc del techo de una caseta, ubicada a 200 metros de la hacienda y que servía de bodega.

El señor Pedro José Domínguez Urbina manifestó que su cuidador, Silvio Cordonero, le avisó que de la hacienda Las Tapias, en la comarca Malacatoya, se le llevaron una ternera negra de aproximadamente año y medio, valorada en cinco mil córdobas, la que encontraron destazada en los alrededores de la propiedad.

Armando Ernesto Centeno denunció que de la hacienda San Juan, cerca del reparto residencial, le robaron un caballo moro valorado en cuatro mil córdobas y una yegua colorada, con un costo de 19 mil córdobas. El caballo y la yegua estaban herrados con un emblema en forma de cuadrado.