José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA GUINEA

Wilfredo Velásquez Sequeira, de 27 años, fue encontrado muerto en el cruce de un camino entre la Colonia La unión y la Comarca La Flor Sur, en lo que parece ser una venganza de índole familiar.

Al ser encontrado, nadie sabía quién era el infortunado, hasta que la Policía Nacional, en compañía del médico forense, se presentó al lugar para realizar las investigaciones correspondientes y determinar las circunstancias del deceso.

El forense Francisco Velásquez determinó que la víctima presentaba un balazo en la cabeza, otro en el costado izquierdo y otro en el pecho, lo que fue suficiente para que muriera de forma inmediata.

Posteriormente fue revisado, y en el pantalón los agentes uniformados encontraron su cédula de identidad y un papel con un número telefónico, al cual llamaron y respondió un ciudadano de Santo Tomás, Chontales, quien dijo llamarse Jaime Vargas y es familiar de la víctima.

La Policía Nacional de Nueva Guinea, al realizar las investigaciones correspondientes, descubrió que en los expedientes recientes aparecía una denuncia contra Velásquez Sequeira, porque le propinó varios machetazos a su compañera de vida, María Auxiliadora Vargas, el dos de mayo pasado, por razones desconocidas; de forma que la mujer todavía se encuentra en estado delicado de salud.

Esto hace presumir que la muerte de Wilfredo pudo ser una “pasada de cuentas” por parte de los familiares de la dama, pero aún no se corrobora nada, puntualizó el capitán Román Benítez, vocero oficial de la Policía Nacional de El Rama.

“Mientras tanto, continuaremos en las investigaciones hasta dar por esclarecido dicho caso”, concluyó el vocero policial.