Lizbeth García
  • |
  • |
Estaba viendo novela cuando fue recapturado

La juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, le decretó la prisión preventiva a Ramón Emilio Flores Zamora, de 20 años, uno de los ocho reos que se fugó días atrás de la Estación Seis. Al momento de la captura, el sospechoso estaba en su casa, en las Américas Dos, viendo televisión. Con su arresto, ya van tres reos los que han sido recapturados y puestos a la orden de la judicial, que celebrará audiencia inicial para todos el 13 de noviembre, pero desde ya, Flores, por medio de la Defensoría Pública, anunció que admitirá los hechos buscando la pena mínima. Está acusado de fuga y hurto de una cámara digital, lo que en su conjunto podría mantenerlo en la cárcel unos siete años, porque por fuga son cuatro años de pena y por hurto de tres a siete años de prisión.

Casa por cárcel para banda de mata caballos

Aunque los capturaron “con las manos en la carne de caballo” y tienen dos causas más por abigeato en los juzgados, sobre la base del principio de proporcionalidad y presunción de inocencia, la juez Sexto Penal de Audiencias, Gertrudis Arias, decidió mandar a su casa bajo arresto domiciliar a Carlos González Medina, alias “Carlos Huete”, también conocido como Carlos José Martínez Huete; a Pedro José Pérez y a Franklin Antonio Carrión Matus, quienes supuestamente pretendían darle “gato por liebre”, o más bien caballo por vaca, a la población vendiéndole carne equina como si fuera de res. Según la Fiscalía, los dos primeros acusados llegaron la noche del tres de noviembre a la casa de Hilario Padilla, en el barrio “Las Tres Marías”, en Mateare, para aparentemente llevarse “prestado” un caballo alazán rojizo, criollo, cuarto de milla, valorado en 3,000 córdobas, el que estaba amarrado en un árbol del patio de la vivienda, hasta que el aparente abigeo se fue montado en el lomo del animal. La víctima persiguió al acusado, que iba a acompañado por otro jinete, presuntamente Pérez, que iba sobre una bestia blanca. La acusación indica que los acusados destazaron a los animales en la cuesta “La Polvosa”, y en la madrugada del cuatro de noviembre empacaron la carne en tres sacos y la montaron en el taxi de Carrión, para su posterior venta, pero un policía que iba en una moto los vio y les ordenó detenerse; éstos huyeron hasta que fueron detenidos a punta de pistola. La audiencia inicial será el 20 de noviembre.

Supuesto violador queda libre

Sobre la base de la presunción de inocencia y a solicitud de la defensa, el juez suplente Segundo Penal, José Luis Araica, decidió dejar bajo arresto domiciliar, pero con retención migratoria y otras medidas, a un joven de 18 años que presuntamente violó a su vecina de 13 años, y amenazó con abusar de otra de las hermanas de la menor. La Fiscalía, por medio de Juan Canelo, solicitó cárcel para el acusado de iniciales C.A.B., pero la defensa alegó que la acusación no era clara ni precisa. Lo que dice la acusación es que el 29 de octubre, en el barrio “Pedro Joaquín Chamorro”, cerca del Autolote “EL Chele”, la víctima salió de su casa para ir a hacer un mandado, pero al pasar por la vivienda del acusado, éste la tomó de un brazo, la introdujo a su cuarto, la tiró a la cama, la desnudó y la abusó, pero el libelo no explica qué le pasó a la niña en la espalda, sitio donde tenía un equimosis. El dictamen indica que sí hay desgarro del himen reciente, pero por la dilatación del mismo se concluye que no era virgen. Tampoco tiene lesión síquica, pero sí reacción ansiosa. El juicio será el tres de diciembre.