•  |
  •  |
  • END

Casi a la misma hora que la Policía en Ciudad Sandino descubría el sitio donde era desmantelado un carro robado en Tipitapa, en Managua, dos trabajadores de una empresa eran despojados de una camioneta Nissan Frontier, valorada en 27 mil dólares.

El robo de la camioneta fue ejecutado por dos hombres que tomaron por sorpresa a los empleados de la empresa capitalina cuando un tercero compraba materiales en una ferretería, en el barrio San Rosa.

Según el relato de Ernesto Vargas, en la Estación Seis de Policía, los delincuentes salieron de la nada y lo encañonaron a él y a la hija del dueño de la empresa para la cual labora.

Aunque Vargas siguió a los delincuentes en un taxi sobre la Carretera Norte, éstos lograron huir con la moderna camioneta, cuando doblaron en “U” en los semáforos de “La Rocargo”.

El joven trabajador dijo a la Policía que durante la persecución los delincuentes hicieron varias detonaciones al aire, con la intención de que desistieran de perseguirlos.

Descubiertos en la “maturranga”

Por otra parte, en la Zona Cinco de Ciudad Sandino la Policía descubrió la casa donde era desmantelado un automóvil Hyundai que fue robado el pasado domingo en Tipitapa.

Al allanar la casa donde el vehículo era “desmembrado”, la Policía capturó a Francisco José González Andino, de 37 años, y a María del Carmen Hernández Soza, de 50, dueña del inmueble.

Otros dos miembros de la banda roba-vehículos lograron huir, confirmó el subcomisionado Carlos Espinoza.

Francisco González Andino, quien tiene antecedentes por robo en Ciudad Sandino, no supo explicar cómo es que siendo albañil fue contratado por un hombre a quien conoce sólo como Lenín, para desarmar un vehículo, trabajo para el cual se requiere tener conocimientos de mecánica.

Por su parte, María Hernández Soza, dueña de la casa, tampoco pudo explicar cómo aceptó alquilar su casa como garaje del carro que fue robado en Tipitapa.