Máximo Rugama
  • Estelí |
  • |
  • |

A las ocho y media de la mañana de hoy jueves se reanudará una vez más el juicio por parricidio que se sigue a la joven de iniciales K.K.H.T., quien desde que supuestamente mató y despedazó a su cónyuge, un norteamericano de 53 años, ha estado en el centro del escándalo, que incluye la muerte de su hijo de tres meses en un centro del Ministerio de la Familia.

El martes, luego de ocho horas de sesión, fue suspendido el juicio en el Juzgado de Distrito para Adolescentes que aclararía de una vez por todas si la jovencita, hoy de 18 años, es o no culpable por la muerte de Kenneth Augustus Kinzel Jr., y con quien la acusada tenía un relación amorosa desde hacía un año.

El juicio, a cargo de la judicial María Elsa Laguna Herrera, se suspendió por la ausencia de los peritos y especialistas del Instituto de Medicina Legal (IML), hasta donde fueron llevados los restos del norteamericano, el que según la Fiscalía, después que la muchacha, la madrugada del 13 de mayo le quitó la vida, lo cortó en ocho pedazos.

El padre de la muchacha dijo que espera que la juez Laguna Herrera emita una resolución apegada a derecho y que sin duda será de no culpabilidad, porque considera que la acusada actuó en defensa propia. Agrega que pese a que ya pasaron casi 15 días de la muerte del niñito de tres meses de nacido, hijo de la joven y del norteamericano Kinzel, el que fue llevado al centro-albergue Divino Niño, de Managua, por funcionarios del Ministerio de la Familia, no le han entregado el dictamen médico a él, como representante de su hija y sus nietos.

La acción de la Fiscalía Departamental fue reforzada con la presencia de las licenciadas María Eugenia González, fiscal auxiliar de Estelí, y Nubia Auxiliadora Arévalo, Directora de la Unidad Especializada de la Niñez y la Adolescencia del Ministerio Público a nivel nacional.

Arévalo dijo que el Ministerio Público espera que se declare responsable a la acusada, porque a su parecer hay pruebas contundentes que demuestran la participación de ella en el hecho.

Sobre el caso se pronunció el obispo de la Diócesis de Estelí, monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, quien dijo estar contra la actuación negligente de los funcionarios del Ministerio de la Familia, que probablemente provocó la muerte del hijo menor de la joven K.K.H.T.

“No entiendo por qué el Ministerio de la Familia le quitó ese menor de tres meses a esta joven, quien todavía estaba dándole el pecho, y que la mamá esté siendo enjuiciada, lo que agranda su dolor”, dijo el obispo esteliano, quien pidió se aclare este hecho.