•  |
  •  |
  • END

Dos hombres y una mujer perdieron la vida en accidentes de tránsito entre la noche del martes y la madrugada de ayer miércoles, en el departamento de Managua, confirmaron las autoridades policiales.

Las víctimas mortales por accidente de tránsito de los últimos dos días son, Wilmer Antonio Potosme López, de 42 años; Erwin Manuel Zeledón Ramírez y Ana Liseth Steven, de 21 años.

De las tres muertes por accidente de tránsito la más horrenda fue la de Erwin Zeledón Ramírez, quien fue triturado por un vehículo la madrugada de ayer miércoles, a la altura del kilómetro 26 y medio de la Carretera Nueva Managua- León.

El cuerpo de Zeledón, al ser descubierto cruzado sobre la vía, estaba desnudo, con un golpe en el rostro y una herida profunda en la frente.

Ruth Ramírez, madre del joven fallecido, confirmó que su hijo padecía de trastornos mentales desde hace cuatro años, cuando fue vapuleado por pandilleros de la comunidad Los Brasiles, poblado vecino a Mateare.

A Ramírez le sobrevive una niña de cuatro años que procreó con una mujer de quien se separó, después que los médicos confirmaron el estado de demencia en que quedó tras las golpiza que obligó a sus familiares a recluirlo en el Hospital Psiquiátrico Nacional.

Busero mata a obrero

El primero en morir fue el obrero de la Alcaldía de Managua, Wilmer Antonio Potosme, quien fue arrollado la tarde del martes por un autobús en las inmediaciones de Migración y Extranjería.

Potosme, dos horas después de ser arrollado, “expiró en el quirófano del Hospital ‘Lenín Fonseca’”, dijo Nidia Zapata, prima hermana de la víctima, quien deja en la orfandad a una niña de 12 años y a un adolescente de 17.

Al momento de la tragedia Potosme empujaba un carretón, y según las autoridades de Tránsito de la Estación Cuatro, tanto la víctima como el busero. Carlos Larios, quien conducía el autobús placas M0535 que cubre la ruta 154, desatendieron las señales de tránsito.

Asimismo, en los alrededores del puente El Riguero, el motociclista Stedman José Loáisiga, por esquivar un perro callejero, perdió el control de la moto que conducía y se estrelló contra un poste.

A consecuencia de este accidente perdió la vida Ana Liseth Steven, quien regresaba de su trabajo en un restaurante capitalino. La joven murió en las primeras horas de la mañana en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital “Lenín Fonseca”, mientras su acompañante era dado de alta.