•  |
  •  |
  • END

CHICHIGALPA, CHINANDEGA

En los últimos meses, la ciudadana de iniciales C.M.Z., habitante de un reparto de este municipio, vio crecer el vientre de su hija, la menor de 13 años de iniciales S.M.Z., quien le aseguraba que eran parásitos que proliferaban en su cuerpo.

La progenitora se llevó tremendo susto cuando a las cuatro de la mañana del siete de junio del corriente año, la chavala dio a luz un bebé, pero al preguntarle quién era el padre, ésta no reveló la identidad.


Cuarentón se atribuye paternidad
La madre denunció ante la delegación policial de Chichigalpa, a cargo del subcomisionado Fernando Navarro, que en una ocasión ella escuchó que Félix Bernardo Montoya, de 46 años, le dijo a S.M.Z. que él era el padre de la criatura.

Una fuente policial reveló que Montoya declaró que fue una broma, pues cuando le preguntó a la niña quién era el padre del bebé, como ésta no le respondió, le dijo que él era el progenitor.

Por otro lado, la ciudadana de iniciales M.C.D. denunció ante la delegación policial de Chichigalpa que en abril, su hija de iniciales B.E.C., de 16 años, tuvo relaciones sexuales con José Alberto Fletes Ulloa, de 21 años, quien según ella, ahora pretende evadir su responsabilidad, porque hace trámites para salir del país.

La progenitora denunció por estupro al joven chichigalpino, y solicitó a la Policía que impida su salida del territorio nacional, pues al parecer pretende que éste se case con su hija.