•  |
  •  |
  • END

El amor platónico de Allan José Castillo por su cuñada Ana del Socorro Saravia Chávez, casi lo convierte en el feminicida número 29 del año.

Castillo, quien hace dos o tres años pretendía el amor de Ana del Socorro Saravia, acuchilló sorpresivamente cerca de la yugular a su joven cuñada.

La agresión que mantiene internada a Saravia desde hace dos días en el Hospital Alemán–Nicaragüense, casi le hace perder al feto de 12 semanas de gestación que lleva en el vientre.

Ruth Ortiz, madrastra de Gerald Castillo, quien es el marido de Ana del Socorro, dijo que el móvil de la agresión es porque la joven prefirió al hermano del agresor.

Según la acusación presentada en la Comisaría de la Mujer de la Estación de Policía, Allan José Castillo llegó pidiendo queso a un tramo vecino donde trabaja Ana del Socorro Saravia.

Una vez que tuvo el visto bueno de la dueña del negocio, Allan José tomó el cuchillo más grande y se abalanzó sobre su víctima, sin mediar palabras, explicó Ruth Ortiz.

Para cerrar la herida en el cuello, los médicos le aplicaron nueve puntos quirúrgicos a la joven agredida, quien también tiene una herida en la mano derecha.

Aunque la joven se recupera satisfactoriamente y el agresor será llevado hoy a los Juzgados, se desconoce qué secuelas dejarán las heridas.