•  |
  •  |
  • END

Por haberse robado y fumado dos piedras de crack ajenas, José Uriel Sotomayor Dávila, de 44 años, alias “El Sarna”, recibió tres mortales machetazos por parte de Yáder Leobardo Lacayo Ulloa, de 24 años, alias “Chinandega”.

La víctima murió desangrada en una calle de la Zona Seis del municipio de Ciudad Sandino, la noche del viernes
El subcomisionado Carlos Espinoza, jefe de Auxilio Judicial de la Primera Delegación de Policía, confirmó que el móvil del crimen fue el robo de la droga.

Antes del crimen, Lacayo supuestamente robó un conejo y mandó a “El Sarna” a venderlo en 30 córdobas para comprar droga.

“Según información de testigos presenciales, cuando ‘El Sarna’ llegó donde ‘Chinandega’, le dijo que se había fumado las piedras y se pelearon. ‘El Sarna’ le tiró una botella en la cabeza, luego huyó, pidió a gritos que le abrieran el portón de su casa, pero ‘Chinandega’ aprovechó y le dio los tres machetazos”, manifestó el subcomisionado Espinoza.

El machetazo que aparentemente le quitó la vida a Sotomayor fue el que recibió sobre la arteria aorta, lo que le provocó que se desangrara. El segundo machetazo fue en el tórax y el tercero en la pierna derecha.


Claman justicia
La familia de Sotomayor pidió que las autoridades hagan justicia, porque “Chinandega” no mató un cerdo, sino a una persona”.

“Estaban bebiendo juntos, mi hermano no andaba armado, es cierto que ‘le hacía a la piedra’, pero no era ladrón. Lo siguió para quitarle la vida por la piedra que mi hermano ‘se chupó’, pero no era para que lo matara así, eso es un asesinato atroz”, comentó Maritza Sotomayor Dávila, de 37 años.

Pero la justicia ya está brillando porque ‘Chinandega’, está detenido en la delegación policial.

Al momento de su captura, estaba en la vía pública, en un predio montoso, como que no había hecho nada. El machete ya no estaba en su poder.

La vela de José Uriel Sotomayor Dávila se realizó de la Palmera, una cuadra al sur, media cuadra al oeste.