Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio Público revisará de oficio si se hizo correctamente la clausura anticipada del juicio, donde Wilfredo Tórrez Centeno, de 37 años, fue acusado de violar y embarazar a una menor de 14 años.

El anuncio fue hecho por la fiscal Odeth Leytón, tras tener información de que el juicio fue clausurado de manera anticipada supuestamente de manera irregular.

“En este momento no tengo a la vista la documentación correspondiente, pero vamos a revisar si la clausura del juicio se hizo como lo establece el Código Procesal Penal”, expresó la fiscal Leytón.

La fiscal Leytón reconoció que una de las causales que debe producirse para pedir la clausura de juicio de forma anticipada es que se haya agotado la reproducción de la prueba.

Si los testigos claves para el esclarecimiento de los hechos no se presentan, por fuerza mayor, se puede pedir la interrupción del proceso, pero si no se presentan, también se puede pedir clausura.

Desistió
En el caso que será sometido a revisión, la fiscal Eyra Jirón solicitó el cierre del juicio que se le seguía a Tórrez, porque la madre de la menor declaró públicamente “que no se sentía ofendida por el acusado”.

“Quiero que conste en acta que la mamá de la menor sea quien exprese la voluntad de disentimiento”, dijo fiscal durante la vista pública.

Sin embargo, el Código Procesal Penal establece que en los delitos de acción pública a instancia particular en los que la víctima sea una menor de edad, la representación la ejerce el Ministerio Público y no la madre o el padre.


Justicia burlada
La jueza Décima Penal de Juicio, Ana Justina Molina, quien se vio obligada a dar por clausurado el juicio, le llamó la atención a la madre de la joven presuntamente mancillada por haber manipulado a la justicia.

“No sé quién le dijo a usted que para lograr el reconocimiento de un hijo se hace en un juicio por la vía penal. Si querían el reconocimiento del menor era por la vía civil que debían solicitarlo y no en un juicio penal”, subrayó la judicial.

El 16 de mayo del año en curso, Wilfredo Antonio Tórrez Centeno, con la menor de edad, acudió al Registro Civil de la Personas a inscribir al niño que nació de la relación que dio origen a la acusación criminal.

El niño, que nació el 3 de diciembre del año 2007, está inscrito como hijo de Tórrez, según el certificado de nacimiento número 0931524.