Lizbeth García
  • Estelí |
  • |
  • |

Dos “ilustres” habitantes del Dimitrov, a juicio por crimen

El próximo 13 de diciembre, los miembros de un jurado de conciencia deberán sesionar para decidir la culpabilidad o no de Mario Vladimir Castillo, “Cachito”, de 19 años, y de Ángel de Jesús Rivas Velásquez, de 23, alias “Alí”, ambos “ilustres” habitantes del barrio “Jorge Dimitrov”, quienes están acusados por homicidio en perjuicio de Allan José Aguilar, de 20 años. Éste murió a la una y media de la tarde del 29 de octubre, en el barrio, tras recibir un proyectil que salió del arma “hechiza” que presuntamente portaban los acusados, quienes apedrearon el cuerpo de la víctima cuando ya estaba sin vida sobre una acera.
Horas antes del crimen, los acusados habían discutido y amenazado a Aguilar, quien en una ocasión los había acusado por amenazas en el Juzgado Octavo Local Penal de Managua, pero los agresores nunca fueron puestos en prisión, hasta ayer, cuando el juez Quinto Penal de Audiencias, Óscar Manzanares, decidió reconfirmarles la cárcel a los imputados hasta el día del juicio oral.

¿Dónde está el cuchillo?

Porque entre las piezas de convicción la Fiscalía no ofreció el cuchillo con el que supuestamente amenazó a su víctima para despojarlo de 6,000 córdobas, la autoridad judicial del Juzgado Octavo Penal de Audiencias de Managua, decidió darle cinco días al Ministerio Público para que mejore las pruebas que tienen en contra de Kevin Antonio López, de 18 años, acusado de robo con intimidación frustrado en perjuicio de José Antonio Sandino. El afectado caminaba por el Gancho de Caminos, en el Mercado Oriental, este 22 de octubre, cuando supuestamente fue interceptado por el acusado y otros sujetos, para robarle. López supuestamente se sacó un cuchillo de la cintura, y como la víctima gritó, todos huyeron, pero Kevin Antonio fue capturado de inmediato, cargando el celular, mas no el cuchillo. La audiencia inicial del juicio se reanudará este 15 de noviembre.

Por “pucho de monte” pierde la libertad

El próximo 17 de noviembre, José María Pavón (“Chema”), de 40 años, se jugará su suerte en el juzgado Octavo Penal de Juicio, donde tiene causa pendiente por tráfico de 8.6 gramos de marihuana, los que supuestamente cargaba en una de las bolsas del short que andaba puesto el día de su captura. La acusación explica que los vecinos del barrio El Recreo denunciaron a “Chema” porque estaba en la vía pública vendiendo droga a los adictos. Cuando la Policía llegó, lo requisaron y le encontraron además del “monte”, 21 envolturas de plástico, las que se presume eran usadas para empaque. Durante la audiencia inicial, la defensa incidentó de nulidad el proceso porque el acta de identificación de la droga fue hecha en la Estación Tres y no en la vía pública, pero no le dieron lugar al recurso debido a que la Policía no pudo hacer el peritaje en el lugar, pues los vecinos se estaban aglomerando. Mientras llegue el juicio oral, el acusado permanecerá en prisión.