•  |
  •  |
  • END

JALAPA, NUEVA SEGOVIA

En circunstancias extrañas murió el curandero Amado Antonio Cruz Hernández, de 58 años, la madrugada de este lunes en esta ciudad.

El dictamen forense, realizado por un galeno de la localidad, indicó a la Policía que las causas de su deceso aparentan ser naturales, porque el cadáver no presentaba huellas de violencia.

El subcomisionado Nixon Morán Castillo, jefe policial del municipio, dijo que para profundizar la investigación se levantaron muestras de sangre para realizar un examen toxicológico en el Instituto de Medicina Legal, que determine si hay o no sustancias extrañas que pudieran ser factor letal.

No obstante, la Policía y los deudos formulan varias hipótesis, basándose en otros detalles encontrados en la escena, que inducen sospechas de presencia de mano criminal en la muerte de quien en vida se identificaba como Doctor Botánico.

Su cuerpo fue encontrado por familiares en su dormitorio, sobre la cama y cobijado, además, tenía sangre en la boca. Se enteraron por el aviso de otro pariente que pasaba por la calle, en horas de la madrugada, con dirección a su trabajo, que miró abierta una de las puertas que da a la pulpería.


Sospechan de mano criminal
Tampoco encontraron cinco celulares que tenía el fallecido para uso personal, sus joyas de oro que siempre lució en su cuello y brazos, y que uno de sus sobrinos valoró en más de 5 mil córdobas, además, advirtieron la pérdida de una cantidad no cuantificada de efectivo que guardaba en el cuarto. Y algo más, las llaves.

“La puerta estaba abierta, pero no presentaba rastros de forzamiento, tampoco podemos confirmar si hay pérdidas o no, hasta que terminemos de hacer una revisión dentro de la casa, porque también pueden aparecer”, indicó el alto jefe policial, refiriéndose a las pertenencias del difunto que no fueron encontradas.

El infortunado era más conocido popularmente como Amadito Cruz, porque así se identificó en un programa radial, donde promovía el uso de la medicina botánica. En su casa, que también es una pulpería, vivía sólo con sus hermanos y no tenía esposa ni hijos. Asimismo, el sábado se reportó en este mismo municipio el suicidio del joven Heisin David Méndez, de 22 años, quien para renunciar a esta vida ingirió una sustancia tóxica, pero se desconocen los motivos que lo llevó a tan fatal decisión.