•  |
  •  |
  • END

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, refutó ayer al director del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), Luis Morales, quien justificó la destrucción de la fuente luminosa aduciendo que se trata de recuperar la “Plaza de la Revolución”.

Marenco dijo que si se trata de rescatar ese sitio para la memoria histórica de Nicaragua, se tendría que botar la Casa Presidencial, conocida como la “Casa Mamón”.

“Si vos querés esa plaza tal como estaba el 19 de julio habría que botar la casa presidencial también y me parece que no sería correcto”, dijo Marenco, quien agregó que si se trata de recuperar los nombres dados a las plazas y parques durante el gobierno de los 80, entonces también se tendría que botar la Plaza Juan Pablo II y devolverle el nombre de “Carlos Fonseca”.