Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Corresponsal Costa Rica
Un travesti nicaragüense fue asesinado de un certero disparo en la nuca. Se llamaba Carlos Alberto Novoa Guerrero, de 32 años, quien era conocido en su gremio como “Nathaly”.

El caso reviste más importancia porque a poca distancia fue encontrado, en estado delicado, el joven universitario Juan Pablo Bolaños Solís, de 23 años, quien es hijo de un reconocido empresario de la construcción.

Los cuerpos fueron hallados entre Tibás y Heredia. En el caso del pinolero, su cuerpo fue localizado semidesnudo en un caño, al norte del puente Saprissa.

Según el reporte policial, se pensó que era mujer, pues llevaba vestimenta, zapatos y maquillaje femenino, sin embargo, al realizar la atención médica encontraron que no era “ella” sino “él”. Además del disparo en la nuca, presentaba golpes en el cuerpo.

El caso acapara la atención de la Policía, porque a poca distancia se encontró en un vehículo al joven Juan Pablo Bolaños. Éste presentaba un disparo en la sien izquierda, pero aún estaba vivo.

El joven fue traslado de emergencia con signos de vida, sin embargo, presenta muerte neurológica. Al ser auxiliado en el vehículo, los cruzrojistas lo encontraron con el pantalón abierto y sus partes expuestas.

Las autoridades, por su parte, investigan si existe una relación entre los dos hechos, puesto que incluso en la parte de atrás del vehículo donde fue encontrado el joven, estaba escrita a mano la palabra “Gay”.

Los médicos al parecer no garantizan que el joven Bolaños sobreviva a los daños causados por el proyectil.

lmendoza@elnuevodiario.com.ni