•  |
  •  |
  • END

Eddy Antonio Flores Méndez, de 43 años, vigilante del Motel “Los Encuentros”, ubicado del portón principal del Hospital Militar 150 metros hacia el sur, perdió la vida la madrugada de ayer a consecuencia de un balazo que recibió en la boca, disparado por unos sujetos que viajaban en una motocicleta.

Las primeras investigaciones indican que Flores Méndez intervino en defensa de una pareja que salía del Motel y que fueron atacados por los dos motociclistas, quienes intentaron despojarlos de sus pertenencias. Pero uno de los delincuentes disparó al vigilante, quien herido aún tuvo tiempo de refugiarse dentro de las instalaciones del Motel.

Parte del personal que en ese momento estaba en el Motel procedieron a llevar al herido hasta el Hospital Militar, donde murió poco después.

Versión policial
El capitán Francisco Meléndez, Jefe de los detectives del Distrito Tres de Policía, relató a EL NUEVO DIARIO que “el vigilante intervino en defensa de los clientes y recibió el disparo en la boca; luego los delincuentes huyeron en una motocicleta”. Meléndez negó la existencia de detenidos vinculados al hecho, pero confirmó que ya tienen elementos suficientes para determinar la identidad de los homicidas.

Manuela Reyes, propietaria del Motel, prefirió no dar mayores detalles sobre los hechos y se limitó a decir que el fallecido era miembro de su familia.

Explicó que ella recibió la información de los hechos de parte del personal que a esa hora labora en el negocio, quienes le informaron a las cuatro de la mañana con 15 minutos.

Otro familiar del fallecido que sólo se identificó como Dora, dijo no tener mayor información y que sólo les habían informado que estaba muerto.

“La familia es la última en darse cuenta”, señaló tras excusarse afirmando que por orden de la Policía mejor guardarían silencio.

Otra versión
Aunque no fue confirmado por las autoridades policiales ni por los propietarios del Motel, los presuntos homicidas se llevaron el arma del vigilante y les dio tiempo hasta de sustraer una cantidad de dinero aún no precisada.

Una de las personas que también se identificó como familiar del fallecido, negó que los delincuentes hayan robado en el local. “Sólo dispararon, los hechos ocurrieron fuera del negocio”, afirmó.

La escena del crimen
Aún en horas de la mañana de ayer, peritos de la Policía del Distrito Tres elaboraban el croquis del lugar donde ocurrió el homicidio. En la entrada se puede observar abundantes manchas de sangre con dirección hacia dentro del Motel.

Un muro que sirve como división hacia las habitaciones del local también está manchado de sangre, lo mismo que un lavandero. Todo ello hace suponer, según los investigadores, que las personas buscaron cómo auxiliar al herido, a quien pudieron lavarle la herida utilizando una toalla que quedó llena de sangre.