•  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
La acción de los miembros de la Policía de Estelí evitó un hecho de incalculables daños, al incautar una enorme granada utilizada para lanzacohetes de 82 milímetros, conocidas como “antitanques” por su alto poder destructivo, que un sujeto andaba vendiendo como chatarra.

La granada, cuya procedencia no fue revelada por José Antonio Vásquez, de 30 años, y habitante del barrio “José Benito Escobar”, de esta ciudad, es de fabricación soviética.

Al artefacto sólo se le distingue la serie 767783, aunque contiene otras numeraciones, debido a que con el paso del tiempo el hierro que la cubre está corroído. Vásquez no pudo hacer el negocio, ya que hubo algunas personas que descubrieron la peligrosidad del artefacto y dieron la voz de alarma.

El chatarrero circulaba por una zona de la ciudad cercana al parque central, cuando fue interceptado por los policías municipales y confirmaron que portaba el objeto explosivo. Numerosos curiosos se aglomeraron en el momento, para conocer la granada, por lo que fueron obligados a replegarse, para evitar más peligro.

Luego, los policías llamaron a especialistas de la Policía y del Ejército, quienes pusieron bajo buen resguardo la granada para luego destruirla en un campo abierto donde no signifique peligro alguno.

Pese a los llamados constantes de ambas entidades para que la población los llame cuando encuentren algún objeto desconocido, ésta no ha sido receptiva con tal campaña, a juzgar por los hechos.