Fermín López
  • Puerto Cabezas, RAAN |
  • |
  • |

María Elsa López Ríos, de 26 años, decidió ponerle final a una relación que recién había iniciado con el joven Elías Sequeira Pérez, de 20 años, matándolo, con la esperanza de reconquistar a su marido, y que éste a su vez se haga cargo económicamente de los tres niños que habían procreado.

La joven madre narró tras su detención, que todo inició hace más de dos meses, cuando Guillermo Rugama, su marido, viajó a Río Blanco, de donde es originario, supuestamente a vender unas tierras que allá había dejado antes de trasladarse a vivir a la comunidad de Columbos, ubicada en el territorio de Tasba Pri, entre las comunidades de Sahsa y Sumubila.

Demasiado tiempo

Allá, el marido de Elsa permaneció durante varias semanas, tiempo en el que la joven y hermosa mujer decidió iniciar una nueva e informal relación con el joven Elías Sequeira, con quien se encontraba de vez en cuando.

Sin embargo, para la sorpresa de esta mujer, al cumplirse tres meses del viaje de su marido, éste regresó y se dio cuenta de que ella tenía “a alguien por allí”, por lo que decidió separarse, alegando que ella lo había traicionado.

Muy dolida por la separación con su marido, María Elsa invitó a su novio, Elías, a ir a lavar oro en una montaña. Mientras el muchacho excavaba el hoyo de donde sacarían el metal precioso, la mujer, por la espalda, lo atacó, y le propinó cinco machetazos con el machete que el joven había afilado horas antes.

La muy astuta María Elsa, después de cometer la barbarie, utilizó la misma fosa para enterrar al hombre que le había servido de consuelo en los días de soledad y desesperación, y volvió a su casa, como si tal no hubiese pasado nada.
Después de siete días de búsqueda por las montañas, Estebano Law Sequeira, padre de Elías, dio con la sepultura que ocultaba el cuerpo del joven asesinado. La desaparición y muerte de Elías se dio el 29 de octubre, y los familiares lograron encontrar el cuerpo ocho días después.

La Policía ha detenido a María Elsa López y al ex marido de ésta, Guillermo Rugama. Ambos permanecen en las cárceles de Puerto Cabezas, para el proceso debido.
María Elsa ha confesado que mató a Elías porque él la engaño diciéndole que su marido ya no regresaría, y además, que su marido le prometió regresar con ella sólo si mataba al “compadre”.