Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Marido y mujer perecieron ahogados en el río Saiz, cuado la camioneta Toyota, placas MT 06209, que era conducida por su yerno, Janiel Castro Tercero, de 25 años, fue arrastrada por su fuerte corriente.

Carlos José López Suazo y Cristina Isabel Suárez, ambos de 53 años, originarios del departamento de Boaco, perdieron la vida cuando, según las primeras investigaciones de la Policía, viajaban con su yerno, quien intentó cruzar el río porque no estaba hondo, pero de pronto su caudal creció y arrastró la camioneta río abajo, y con ella a la pareja.

Sólo se salvó Castro Tercero, que al ver que sus suegros habían muerto, huyó.

El cuerpo de Carlos José fue encontrado a unos cuantos metros de donde fue arrastrada la camioneta, mientras que su esposa fue encontrada diez kilómetros río abajo. Fueron trasladados a Boaco para que sus familiares les dieran cristiana sepultura.


Hallan muerto a epiléptico
Por otro lado, un campesino que padecía de epilepsia y trastornos mentales fue encontrado muerto sobre la carretera al municipio de San Dionisio, en la comarca Susulí, frente a la vivienda de Marcial Escoto, quien dio parte a las autoridades policiales.

La Policía se presentó al lugar en compañía del médico del centro de salud de San Dionisio, para iniciar las investigaciones.

El infortunado campesino fue identificado como Alfredo Granados, de 45 años, quien había logrado salir de su casa sin que sus familiares se dieran cuenta. Los parientes del afectado supieron de su paradero hasta que les llegó la noticia de que lo habían encontrado muerto.

El médico que atendió el caso descartó que haya mano criminal en el deceso de Alfredo, debido a que éste murió por asfixia corporal por falta de oxígeno en el cerebro, aseguró en su informe a las autoridades policiales.