Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

SANTO TOMÁS, CHONTALES

En 24 horas, agentes de Auxilio Judicial de la Policía de Chontales hicieron efectiva la captura de dos sospechosos de la profanación de una tumba, donde descansaban los restos de una anciana de 72 años que fue sepultada la tarde del pasado sábado.

En conferencia de prensa, el comisionado José David Jarquín Ortiz, segundo jefe de la Policía de Chontales, confirmó el arresto de dos tomadores consuetudinario que después del sepelio fueron vistos merodeando por el cementerio de Santo Tomás.

Aunque no reveló las identidades de los sospechosos, informó que uno de los sujetos presentaba en el pantalón manchas hemáticas, y éste alegó que el viernes había matado un cerdo y que no se cambió la vestimenta.

Las sospechas recaen aún más en contra de la pareja de sospechosos, porque a la hora del hallazgo, el muñón de la pierna que los médicos le habían amputado a la fallecida estaba sangrando.

Para descartar o confirmar si las manchas de sangre encontradas en el pantalón de uno de los arrestados tiene vínculos a la de la finada, se tomaron muestras que se enviaron posteriormente al Laboratorio de Criminalística.

No se aventuró el jefe policial a confirmar si la anciana fallecida había sido violada a la hora de la profanación, porque los residuos encontrados en las partes íntimas son objeto de estudio para determinar si es o no semen.

La práctica sexual con cadáveres se denomina necrofilia, pero aún no se determina si la misma ocurrió o si los bebedores profanaron la tumba en busca de algún objeto de valor con el cual financiarse su vicio.