•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Debajo de un árbol de jocote, en el costado oeste de la vivienda de Bernarda Estela Olivas Méndez, habitante de la escuela media cuadra al este, en la comarca Pajuil, sector de El Becerro, fue encontrado el cadáver del bebedor consuetudinario Will Freddy Bustillo Carranza, de 32 años.

Un informe policial revela que Olivas Méndez, al observar que había amenaza de lluvia, haló a Bustillo Carranza a su casa, donde convulsionó y murió a las 9 de la noche.

Doña Bernarda avisó a José Cristino Bustillo Carranza, quien en compañía de un vecino retiró el cadáver de su hermano, el que fue velado en casa de su madre, Maximina Bustillo Ruiz. La forense Silvia Villegas determinó que Will Freddy falleció debido a intoxicación alcohólica, por lo que descartó mano criminal.

Por otro lado, la vocería policial de Chinandega informó que la joven de iniciales A.V.S., de 18 años, se suicidó al ingerir una pastilla para curar frijoles.

La ciudadana de iniciales R.M.M., madre de la suicida, dijo que se encontraba en su vivienda en el municipio de El Jicaral, departamento de León, cuando una joven le comunicó por teléfono que su hija había tomado el veneno y se encontraba en el Hospital España, de Chinandega.

El personal médico del centro asistencial le hizo lavados estomacales a la muchacha, pero fue imposible salvarle la vida debido a que el tóxico había destruido su organismo.

La Policía no ha determinado el móvil del suicido, pero detuvo al ciudadano de iniciales D.B.J., de 33 años, presunto traficante de personas hacia los Estados Unidos, y cónyuge de la joven.