Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Los abogados del ex policía Diógenes de Trinidad Medina Martínez, de 29 años; de Iris Antonio Barrera, de 30; y de José Ramón Hurtado Guzmán, de 21, quienes fueron condenados a 30 y 25 años de prisión, respectivamente, por robo con intimidación con resultado de muerte, exposición de personas al peligro y asociación ilícita para delinquir, apelaron de la sentencia y expresaron los agravios que la misma les deparó.

Valga decir que ésta es la tercera vez que el ex policía es sentenciado: en 2004 fue condenado en el Juzgado Cuarto Penal de Juicio a siete años de cárcel por un asalto en la Shell Las Palmas, pero tras dos años detenido salió en libertad condicional. Luego fue sentenciado por un atraco en Evomensa, y ahora por el atraco a la Ferretería Alvarado. El acusador particular, Roberto Mendieta López, explicó que en los próximos días contestará los agravios de los abogados defensores que alegan que no quedó demostrada la coautoría en los delitos acusados en el caso de Iris Barrera, y que la condenatoria no está debidamente fundamentada para Medina y Hurtado.

Doña María del Carmen Saavedra, hija de Fidel Díaz Saavedra, de 76 años, quien perdió la vida a manos de los asaltantes, tras el atraco que éstos ejecutaron en la Ferretería Alvarado, en Monseñor Lezcano, en enero de este año, dijo que estaba conforme con la sentencia porque revela que “se está haciendo justicia”.

Durante el atraco los asaltantes se llevaron 3,000 dólares y 1,700 córdobas de una cliente, y 417 mil córdobas propiedad de la Ferretería Alvarado. Don Fidel falleció cuando uno de los atracadores le disparó en la cabeza, en la calle, porque el anciano los iba persiguiendo.