Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Ex policía culpable por episodio de violencia
La fiscal Silvia Sánchez le solicitó al juez Quinto Penal de Juicio que condene a cuatro años de prisión al ex policía Róger Benito Herrera Sotelo, por la autoría de lesiones dolosas, lesiones en las que incurrió al golpear con una tonfa en el ojo derecho a Pedro López Téllez, el 24 de septiembre del año pasado, durante las fiestas de La Merced, en el Distrito Uno de Managua, sitio donde el agente policial laboraba. Y es que a raíz del incidente de violencia, Herrera fue dado de baja deshonrosa. Durante el juicio, el acusado alegó que sus ex compañeros, quienes declararon en su contra, son parte de una conspiración, porque él no cometió delito. Sin embargo, la fiscal logró probar que aunque la víctima ya estaba ciego del ojo derecho, tiene una cicatriz que le dejó el “tonfazo” que le propinó el policía sobre la cara, lo que le provocó que el globo ocular creciera al doble de su tamaño por la inflamación.

“Tronco” de marido
Pese a que le rogó a su mujer diciéndole “no me echés preso.. tengo cuatro meses de estar sano... yo te estoy aportando (dinero)”, la juez Sexto Penal de Audiencias, Gertrudis Arias, decidió imponerle la prisión preventiva a Isaac Javier Bobadilla, de 29 años. Éste fue acusado por la supuesta autoría de lesiones sicológicas en perjuicio de su mujer, de 37 años, a quien aparentemente maltrataba verbal, física y sicológicamente desde hace siete años, a tal punto de que le decía que tenía que trabajar para mantenerlo a él y a su vicio, que son las drogas, pero además, la humillaba expresándole que tenía que “cumplirle sexualmente”, aunque estuviera cansada. Estos hechos ocurrieron en Villa Israel. La audiencia inicial del proceso será el lunes 14 de julio.

Mesero homicida espera sentencia
A la espera de sentencia se encuentra Juan Ramón Sánchez, quien fue declarado culpable de homicidio en perjuicio de Léster Antonio García Rugama, de 28 años, quien falleció apuñalado en San Rafael del Sur, en 2004. El juicio se celebró hasta ahora en el Juzgado Séptimo Penal de Juicio, porque recién capturaron al acusado. La fiscal Zeyla Buitrago pidió la pena máxima de 14 años de prisión para el mesero, quien alegó que él creía que no era un cuchillo sino un palo el que le clavó a la víctima.