Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Denuncian a policías por “prefabricar” juicio
El abogado Javier Antonio Caballero Morales denunció ante la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, a cinco policías de la Estación Cuatro por supuestamente prefabricar las pruebas que hoy podrían llevar a prisión a Luis Alberto Orozco, César Antonio Palacios y David Antonio Rivas, todos acusados por portación ilegal de armas.

De las mismas declaraciones que dieron los uniformados en el Juzgado Séptimo Local Penal se desprende que alguien miente, porque primero dijeron que les ocuparon a los arrestados siete armas de fuego ilegales, pero sólo presentaron tres en el tribunal, sin que se sepa hasta ahora qué se hicieron las otras cuatro. Además, el supuesto testigo clave, el conductor de patrullas Marvin Antonio Ríos, quien supuestamente había visto el momento en que se ocuparon las armas, dijo en juicio: “Yo no vi que ellos portaban armas”. Caballero denunció que la supuesta requisa de las armas no tuvo lugar en el sitio del arresto, sino en la Estación Cuatro de Policía, cuyos oficiales no fueron capaces de practicarles a las armas presuntamente ocupadas a los sospechosos, un peritaje de huellas para ver si en realidad estuvieron en las manos de los sospechosos. Por si todo esto fuese poco, el abogado denunció que la Policía llegó a mentir ante el juez, porque pese a que la misma acusación dice que la camioneta que les ocuparon a los jóvenes es placas M 018-840, en realidad es la M 018-849.

Al darse cuenta de su error, uno de los testigos rápidamente cambió el número de placa. Ante todas estas anomalías, el abogado pidió a la ministra del Mingob una investigación a fondo. Los acusados fueron arrestados junto a un menor y dos adultos más, el pasado 29 de junio, cerca de los semáforos de Bello Horizonte, cuando iban a bordo de la camioneta verde, Toyota Hilux, placas M 018-840, que usan para comprar los productos de las ocho misceláneas con que la familia Orozco se gana la vida. El abogado denunció que a pesar de que la Fiscalía ofreció como testigos a los cinco policías que supuestamente hicieron el arresto, en realidad quienes lo ejecutaron fueron personas vestidas de civil que no mostraron ninguna orden de captura. Pero lo peor de todo es que sometieron a golpes a Luis Alberto, a su hermano menor y al resto de acusados.

“Panza” de jovencita no pudo parar juicio
Pese a que la supuesta víctima de una violación llegó con un embarazo de seis meses a declararle su amor al acusado en el mismo Juzgado Cuarto Penal de Audiencias, y a anunciar que va a haber boda, la doctora Martha Lorena Martínez lo mandó a juicio, el que se celebrará este 22 de septiembre. Le impuso al indiciado medidas alternas a la prisión, tomando en cuenta que él trabaja y vive en Rivas junto a su mujercita. Según la acusación fiscal, la víctima llegó a Nicaragua en 2006, procedente de Estados Unidos, donde es ciudadana, para pasear. Sin embargo, se enamoró del acusado y se fue a vivir con él a Rivas. La madre, al enterarse, lo denunció, porque aunque haya habido consentimiento, cuando una menor se yace con una persona mayor, en este caso una niña de doce años con un hombre de 20, se presume falta de consentimiento.