Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Reo violado podría salir en libertad
“Con un pie en la calle” está el reo de iniciales J.A.M., quien en su momento denunció que fue violado en las celdas de la Estación Seis, porque las personas que lo acusaron se negaron a declarar en su contra durante el juicio que se le sigue en el Juzgado Octavo Penal de Juicio por la presunta autoría del delito de violación en perjuicio de su propia hija de dos años. Una fuente vinculada al caso reveló que las acusadoras se negaron a declarar porque supuestamente habían alcanzado una negociación satisfactoria, aunque se desconoce de qué tipo. Pero luego, cuando no les cumplieron, querían declarar. Sin embargo ya no lo pudieron hacer porque expresamente dijeron ante el juez Tomás Eduardo Cortes que no querían hacerlo, acción que dejó a la Fiscalía desprovista de una prueba fundamental, porque abuela y madre de la menor eran las que supuestamente habían descubierto al acusado in fraganti el 15 de mayo, en una vivienda de Vista Xolotlán, cuando estaba abusando de la menor. Según la valoración forense la víctima tenía lacerada la vagina, lesiones en labios mayores y menores, y clítoris e himen edematizado, enrojecido y dilatado. El juicio para J.A.M. está previsto a concluir el 14 de julio.

Asaltante presumía “asesinato de mentira”

Nadie sabe por qué uno de los tres acusados por el asalto a un taxista estaba ufanándose de haber cometido un asesinato por el cual supuestamente había estado preso nueve años. Sin embargo, cuando la Fiscalía pidió los antecedentes de Walter Antonio González, de 28 años; Roberto Carlos Narváez, de 20, y de Napoleón Yascar Tercero Orozco, de 28, se descubrió que ninguno tiene antecedentes. Los tres jóvenes están acusados por supuestamente ser los coautores del robo con intimidación que sufrió el 29 de junio el taxista Léster Leonel Castro Ortiz, de 31 años, quien según la acusación presentada por la fiscal Lucía Sandoval, recogió a los tres pasajeros por los semáforos de El Guanacaste y los llevaba al barrio San Sebastián por 50 córdobas, cuando González le colocó un desarmador en el cuello. Seguido, Narváez registró todo el taxi en busca de dinero, pero sólo encontró 20 córdobas en monedas de cinco. La situación molestó a Tercero, quien presuntamente habría dado la orden a Walter de herir o matar al taxista, sin embargo lo que hizo Narváez fue golpear a la víctima, quien tuvo que sacarse de la bolsa del pantalón la cartera con 1,500 córdobas, 73 dólares y su celular.

Luego los acusados huyeron, pero como la víctima inmediatamente denunció los hechos en la Policía, encontraron a los acusados frente al Bar 35 Avenida cargando aún el celular del taxista y su dinero, el cual aparentemente se habían dividido en tres partes iguales. La audiencia inicial de este juicio será hoy jueves en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias.

Acusan a pistolero
En el Juzgado Octavo Penal de Audiencias fue acusado por robo y portación ilegal de armas Gerald José Corea, de 21 años. La víctima es Víctor José Flores Rivas, de la misma edad, quien denunció que el seis de julio caminaba por el Barrio Venezuela cuando se apareció el sospechoso a bordo de una bicicleta y lo intimidó con un revólver calibre 38, para despojarlo de un celular valorado en 150 dólares. Luego huyó, pero el afectado prestó una moto y lo capturó.