• |
  • |
  • END
CONDEGA, ESTELI

Se confirmó que la osamenta encontrada en el fondo de un precipicio y a la orilla de un río, en el municipio esteliano de Condega, pertenecía al octogenario Bonifacio de Jesús Cruz, según lograron determinar las autoridades policiales.

El anciano tenía 84 años, según dijo el portavoz policial, teniente Abel Herrera, y era originario de la comunidad de Musulí, en la jurisdicción del municipio madricense de Palacagüina, el que colinda con la localidad esteliana de Condega.

El hallazgo, realizado por unos jóvenes que recolectaban leña, ocurrió en la zona de Arenales, ubicada en el kilómetro 179 de la vía Panamericana Norte. El cuerpo se había degradado casi totalmente, por lo que era imposible su reconocimiento por sus características físicas.

Al lugar se hizo presente un equipo técnico de la Policía, acompañado de la perito y médico forense Karla Rosales y el Cuerpo de Bomberos de Condega, para investigar el hecho.

Durante la inspección del cadáver e investigaciones realizadas, las autoridades policiales determinaron la identidad mediante sus ropas y la cédula de identidad con la serie 324-050624-0000E.

De acuerdo a la versión dada a la Policía por María Imelda Cruz Cárcamo, hermana del fallecido, la familia del octogenario denunció en la delegación de Madriz su desaparición el 26 de junio del año en curso.

La dama dijo estar segura que la osamenta era la de su hermano, ya que reconoció, pedazos de la vestimenta que tenía todavía una parte del cadáver. Aclaró que Bonifacio de Jesús Cruz no padecía de a ninguna enfermedad ni ingería licor, tampoco le conocía enemigos, por lo que las causas de la muerte ahora será tarea de la Policía aclararlas. .

Durante la inspección de la vestimenta, la Policía encontró abundante documentación personal, entre la que figuraba una carta donde solicitaba al presidente Daniel Ortega una vivienda. El día que desapareció, el 15 de junio, había salido de su casa para ir a cobrar su pensión de jubilación.