Francisco Mendoza S.
  • |
  • |
  • END

MATAGALPA

Dos jovencitas campesinas perdieron la vida y otra se encuentra con pronóstico reservado en el Hospital “César Amador Molina”, de esta ciudad, después que se intoxicaran mientras realizaban trabajos agrícolas, según reportó la Policía.

El hecho se registró en el sector de Las Mercedes, de la Comarca Pueblo Viejo, municipio de San Ramón, cuando la joven Catalina López Rodríguez, de 22 años, y las adolescentes Eva y Sara Hernández Suazo, de 15 y 13 años respectivamente, se dirigieron a un plantío de maíz y frijoles para aplicar insecticida MTD, sin llevar ningún tipo de protección.

A los pocos minutos las tres jóvenes comenzaron a tener mareos y problemas al respirar, por lo que fueron trasladadas al centro de salud del municipio de San Ramón, donde falleció Eva Hernández Suazo, mientras que Catalina y Sara fueron trasladadas al hospital de Matagalpa, donde falleció la de menor edad.

Tras examinar a Catalina, la única sobreviviente, los médicos dijeron que ésta tiene un pronóstico reservado, pero hacen lo posible para salvarle la vida, mientras los familiares de las dos adolescentes trasladaron sus cadáveres para darles cristiana sepultura.

Tanto la Policía como los médicos, determinaron que la intoxicación se dio por el mal manejo de los productos químicos, ya que al no tener ningún tipo de protección, el insecticida causó daños mortales en el sistema respiratorio de las jóvenes.


Suicidio en Río Blanco
Mientras en el municipio de Río Blanco se quitó la vida la joven Johana de los Ángeles Ney Mendoza, de 21 años, quien se ahorcó colgándose de una solera de la cocina de su casa, según la denuncia que interpuso el compañero de vida de la suicida.

Este hecho se registró cuando la joven se encontraba sola en su casa, ya que su marido, Anselmo García Martínez, de 61 años, había salido en horas de la mañana al Banco Procrédito, del poblado de Río Blanco, según sus declaraciones a la Policía. Agregó que cuando regresó a su casa, a eso de las dos y media de la tarde, se llevó tremendo susto al encontrar a su mujer colgada de una solera.

El sexagenario dijo a las autoridades que su mujer se encontraba desesperada porque no podía tener hijos y que en otra ocasión había intentado quitarse la vida, pero como él estaba presente, evitó que lograra su objetivo, lo que ya no pudo evitar esta vez.

Por su parte la Policía continúa con las investigaciones para esclarecer este hecho que deja dolor y luto en otro hogar del departamento de Matagalpa.