Lizbeth García
  • |
  • |
  • END
¿Y la duda razonable?
Javier Antonio Caballero Morales anunció que hará uso del recurso de apelación para botar el fallo que de culpabilidad que el juez Séptimo Local Penal, Henry Morales, dictó contra Luis Alberto Orozco, César Antonio Palacios y David Antonio Rivas, por portación ilegal de armas. En la audiencia de debate de pena, el abogado solicitó seis meses de prisión y la suspensión, porque de acuerdo al nuevo Código Penal, los jueces locales bien pueden decretarla. La Fiscalía solicitó dos años de prisión, pero será hasta las próximas horas que se conocerá la sentencia condenatoria y los pormenores de la valoración de la prueba. Sin embargo, a juicio del abogado, la prueba que había contra sus defendidos era contradictoria, porque supuestamente a sus representados les ocuparon siete armas, pero sólo tres fueron llevadas a juicio, también señalaron que les ocuparon cinco celulares, pero había una foto tabla donde sólo aparecían cuatro. Apuntó además los supuestos testigos claves no vieron el momento en que supuestamente les ocuparon las armas y se contradijeron en cuanto al número de la placa de la camioneta supuestamente ocupada a los señalados, porque en la acusación decía una matrícula, pero en realidad era otra. Con todos esos elementos, el defensor se preguntó ¿dónde quedó la duda razonable?
Otra vez no hubo quórum
Por enésima vez, el juez Octavo Penal de Juicio, Tomás Eduardo Cortés, reprogramó para el 17 de julio el juicio oral y público para Vilma Azucena Mejía López. por la muerte de su José Santos González, quien en vida fue conocido como “El Cuajadero”. Las familias de víctima y victimario llegaron al juzgado con pancartas, porque esperaban que el juicio se celebrara el jueves, pero no llegaron suficientes candidatos para conformar el tribunal de jurados, por lo que el juez fijo nueva fecha y le reconfirmó otra vez la prisión a la señalada. Por el mismo crimen que ocurrió en el 2005, están prófugos Oscar Enmanuel Vargas y José Adán Vargas. El juicio para Mejía ya se había celebrado en Tipitapa, pero el Tribunal de Apelaciones de Managua anuló todo el proceso porque se comprobó que una de las autoridades judiciales que inicialmente se pronunció sobre el caso, se implicó en el mismo al aparecer como apoderada de la acusada, por lo que los magistrados del Tribunal de Alzada ordenaron repetir la vista pública en Managua.

Supuestos asaltantes a audiencia especial
La juez Sexto Penal de Audiencias, le dio cinco días a la Fiscalía para mejorar las pruebas que presentaron contra Walter Antonio González, de 28 años; Roberto Carlos Narváez, de 20, y de Napoleón Yascar Tercero Orozco, de 28, quienes están acusados por la supuesta coautoría del asalto que sufrió el taxista Léster Leonel Castro Ortiz, de 31 años, el pasado 29 de junio. Según la acusación presentada por la fiscal Lucía Sandoval, el taxista recogió a los tres pasajeros por los semáforos de El Guanacaste y los llevaba al barrio San Sebastián, por 50 córdobas, pero en el trayecto González le colocó un desarmador en el cuello, luego Narváez registró todo el taxi en busca de dinero, pero sólo encontró 20 córdobas en monedas de cinco, después Tercero habría dado la orden de matar al taxista, sin embargo lo que hizo Narváez fue golpearlo para que entregara 1,500 córdobas, 73 dólares y su celular.