• |
  • |
  • END

La muerte enlutó a una humilde familia del municipio de Tipitapa, al arrebatarle el tesoro más preciado, su hijo.

Eddie Antonio Cantillano Quintero, de diez años, pereció aplastado bajo las llantas del camión de la Alcaldía de Tipitapa, placas M 046-890, conducido por Leandro Blandón Martínez, cuando aparentemente cruzó de forma imprudente de un extremo al otro.

Un testigo del accidente, quien no se identificó, manifestó que muchas veces los accidentes son irresponsabilidad de los padres, ya que el niño se subió al camión y cuando trató de bajarse se originó la tragedia.

Doña Candelaria Trujillo, abuela del pequeño, dijo que escuchó los gritos de los vecinos que pedían auxilio, pero fue demasiado tarde. Asimismo relató que Eddie cursaba segundo grado de primaria en el Colegio “Rubén Darío”, de Tipitapa.

“Era el único hijo de mi hija --Suyen del Carmen Quintero--. Usted no sabe cuánto está sufriendo. Ella padece del corazón y tenemos miedo que le vaya a pasar algo; este momento es muy doloroso. La verdad es que quisiera que nadie pase un momento como el que estamos viviendo”, relató entre sollozos Trujillo.

El cuerpo del pequeño fue trasladado al Instituto de Medicina Legal por un vecino de Ciudadela San Martín --donde habitaba el pequeño-- en la camioneta verde placas ES 05326. Mientras, el conductor está detenido en la Octava Delegación de Policía.