• |
  • |
  • END

Agentes de la Quinta Delegación de Policía investigan el misterioso deceso de una mujer que vivía sola en una casa en Jardines de Veracruz.

La víctima fue identificada como Geonissia Thelma Molina Sánchez, de 63 años, quien fue encontrada muerta ayer, según una fuente que extraoficialmente confirmó que el cuerpo presentaba signos de violencia.

La fuente agregó que cerca de la cama de la víctima la Policía encontró un cuchillo y un alambre de púas.

Las hermanas Esperanza y Socorro Molina Sánchez descartaron la posibilidad de que su familiar haya fallecido de forma natural, porque ella era una mujer sana, a pesar de “llevar sobre sus hombros” más de seis décadas de vida.

“Nosotros no la quisimos ver muerta... Estaba a la orilla de la cama, semidesnuda. Dicen que todas las luces estaban encendidas, el volumen del televisor estaba al máximo, las puertas de los cuartos estaban abiertas, pero nadie oyó nada, los vigilantes no informaron de nada que les pareciera anormal”, comentó doña Socorro.

Las hermanas Molina están convencidas de que se trata de un crimen, pero no fue por robarle, porque en la casa las cosas de valor quedaron intactas.

Sospechan de un joven que fue contratado para enjuncar unas sillas, quien está desaparecido.

“Yo le dije a mi hermana que no viviera sola, que se buscara a una persona de confianza de Estelí. Ella tenía muchos amigos, era muy amable y alegre... la verdad es que estoy desconcertada y es terrible esto que estamos pasando”, manifestó doña Esperanza.


Investiguen a los ex maridos
Doña Socorro relató que hace tres años su hermana se casó con un hombre del que sólo recuerda que se llamaba Guillermo, del cual Thelma se separó un año después, al enterarse de que lo que quería de ella no era su cariño, sino sus bienes.

“Yo le dije: ‘Hermana, ¿para qué te vas a casar?’, pero ella lo hizo, y después se divorció y nos dijo: ‘Este hombre quería apoderarse de mis cosas’”, recordó doña Socorro.

También manifestó que el papá de las hijas de la víctima, Reinaldo López Dávila, le disputó una casa que tenían en el barrio La Primavera, por lo que Thelma tuvo que venderla para comprarse un carro y enviarle el resto del dinero a una hija que está en el exterior.

“Sus tres hijas viven fuera del país, les informamos de la noticia y vendrán para el sepelio de su mamá”, expresó doña Esperanza.

Autoridades de la Quinta Delegación Policial no informaron nada sobre este crimen, porque aún están investigando y no quieren entorpecer las pesquisas.