• |
  • |
  • END

CARAZO

Este viernes por la tarde Ismael Mayorga, Fiscal Auxiliar de Carazo, acusó a Michelle Hasell Dinarte Argüello, de 24 años, por la supuesta autoría de homicidio imprudente en perjuicio de su propia hija recién nacida, delito que se castiga con uno o tres años de prisión.

El juez Roberto Sánchez Ramírez admitió la acusación y decretó la prisión para la sospechosa, que volverá al banquillo el próximo martes 29 de julio para la audiencia inicial del juicio.

La acusada tiene dos hijos más, uno de cuatro y otro de seis años, por lo que en un sondeo de opinión, madres y padres reprocharon su actuación.

“Es un acto criminal”, comentó Lesly González, y Carlos Martínez, otro vecino del lugar, dijo que sólo Dios tiene derecho de quitar una vida.

Dinarte Argüello, de 24 años, originaria de Nandaime, jurisdicción de Granada, fue capturada la semana pasada, tras el deceso de la recién nacida, que fue encontrada a merced de de las aves de rapiña entre los cafetales en la comunidad “El Ojoche”, en el Rosario, Carazo.

Una fuente policial confirmó que la joven confesó detalle a detalle cómo ocurrió el hecho que estremeció a la comunidad del Rosario.

Afirmó que cuando se encontraba en la propiedad donde le alquilaba a su madrastra, Reina Munguía, desde hace tres años, ella misma se atendió el parto que ocurrió a los ocho meses de gestación.

Horas más tarde, su hermana golpeó la puerta de su habitación, por lo que la joven madre tomó a la criatura, la envolvió con sabanas y la colocó debajo de la cama.

Desafortunadamente la visita se tardó mucho tiempo, y cuando la joven regresó al cuarto donde estaba la bebita, ésta ya había fallecido, posteriormente la fue a dejar a los cafetales. A la bebé de tres días de nacida le faltaban las piernas y uno de los brazos.