•   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |

Gracias a una cámara de video de un centro comercial ubicado en el barrio el Rosario, del municipio de Muy Muy, la Policía  identificó y capturó a los asesinos de Óscar Celin Obregón Calero,  a quien le asestaron una puñalada en la garganta que le cortó la yugular.

Este hecho sangriento se registró a las 2:40  de la tarde del nueve de octubre, cuando la víctima, quien era sordo  mudo, se encontraba a los pies de la imagen de San Benito de Palermo, ubicada en el parquecito del barrio, sitio al que llegaron Juan Enrique García, Emiliano Muñoz Aguilar y un sujeto no identificado.

García  tomó de las manos a Obregón,   mientras el desconocido lo sujetó  de la mano izquierda, lo que permitió que el primero  le hundiera el puñal  en la garganta. La jueza María Josefina Vázquez les decretó la prisión.

Padre e hijo asesinados

Obregón Calero era hijo de  Egnio Obregón, retirado del Ministerio de Gobernación que hace dos meses fue asesinado de tres impactos de bala, cerca de su casa en 

Río Blanco. Los criminales  aún no han sido capturados.
En las afueras del complejo judicial, con parlantes y pancartas,  la población y los familiares del finado  pidieron castigo para los asesinos de Obregón,  porque la víctima era una persona con capacidades diferentes que no molestaba a nadie. Los tíos del fallecido advirtieron  que si no hay justicia, “tomarán otras medidas”.

Nuevo asesinato
Pero mientras esto pasaba en Matagalpa, en Matiguás, Donald García Jarquín,  de 28 años, era asesinado  de diez puñaladas,  cuatro de ellas en el cuello que le cercenaron la yugular, y seis en  el pecho.

El crimen ocurrió en  los potreros de la finca San Ramón, ubicada en la comarca El Encanto,  Apantillo del Sabalar, municipio de Matiguás.

María García Díaz señaló que hasta el momento desconoce quiénes fueron los que asesinaron a su hijo,  ni por qué, pero la Policía investiga, aunque aún no hay detenidos ni sospechosos.