•  |
  •  |

“Te voy a beber la sangre”, fue la sentencia que Carlos Mora Vargas, de 28 años, le espetó a su madre antes de herirla en la espalda con un cuchillo.
Este capítulo de violencia intrafamiliar ocurrió el pasado 28 septiembre, cuando el sujeto llegó endrogado a la casa de su madre.

La atribulada mujer llorando pidió a la jueza que estaba conociendo la causa, que mantenga preso a su hijo, quien durante 15 años la ha ofendido, amenazado de muerte y atacado a cuchilladas.

La dama, que pidió anonimato, señaló que Mora contribuyó con la muerte de su marido, porque a sabiendas que su progenitor era diabético y padecía del corazón, llegaba a hacerle escándalos.
Impactante relato

“Ahora vieja hija de p… no vas a tener quien te salve”, fue una de las ofensas que la dama recibió de su hijo después de la muerte de su marido.

En otra ocasión el hijo drogadicto encendió un fósforo y amenazó con hacer explotar el tanque de gas, refirió la angustiada madre, quien reveló que una vez la encerró durante dos días, hasta que los vecinos y familiares la rescataron, y en julio de este año, Mora la arrastró por toda la casa.

La agresividad de Mora, --quien hace dos años salió de la cárcel Modelo de Tipitapa--, también la ha sufrido un niño de cinco años nieto de la dama.

Ante el relato de la desesperada madre, la jueza Henrriette Casco quedó impactada y no dudó en dejarlo preso para que espere el juicio, programado para el 16 de noviembre.