•   MOZONTE y CHONTALES  |
  •  |
  •  |

Urania Gricela González Gómez, de 21 años, pereció tras ser arrastrada por la corriente del río Quisulí, en horas de la mañana del martes último, y su cuerpo fue encontrado al mediodía del miércoles por bomberos, rescatistas de la Cruz Roja de Ocotal y civiles de Mozonte.

Versiones recopiladas por el benemérito Cuerpo de Bomberos de Ocotal, dan cuenta que la muchacha provenía de la finca cafetalera “Un Regalo de Dios”, donde trabajaba cuando ocurrió la tragedia.

Según el sargento mayor Emilio López, ella intentó pasar la corriente apoyándose en las manos de  Elder Eliut González, pero la ferocidad de la corriente se la arrebató y el hombre no pudo hacer nada por ella,  por el alto riesgo que representaba la crecida.

Añadió que la joven bajaba de la finca con destino a la comarca Cayantú, jurisdicción de Totogalpa, de donde era originaria.

Por otro lado, dos personas del departamento de Chontales que intentaron cruzar  los ríos “El Mico” y “La Pachona”, se ahogaron, según la Policía del departamento.

De acuerdo con la denuncia de los familiares de Alexis Pascual Moreno Guzmán, de 39 años, con domicilio en la comarca “El Jicarito”, jurisdicción de Santo Tomás, Chontales, el 9 de octubre del presente año iba montado en su bestia en compañía de Gilberto  Bravo, hacia la comarca “Las Hatillas”.

Pero Moreno iba en estado de ebriedad y al intentar cruzar el río “Mico” con su bestia,  no pudo, según  Gabriela García González, de 29 años, esposa de la víctima.

El otro caso se registró el 11 del mes de octubre, cuando Zenaida Flores salió de paseo en compañía de sus dos hijos a la finca  del señor Fidel Pérez Flores, ubicada al otro lado del río “La Pachona”, del municipio de Juigalpa.

La Policía refiere que también en el  paseo iba el primo de Flores,  Ulises Hurtado, quien en estado de ebriedad insistió para que la familia  se fuera a bañar al río “La Pachona”, y cuando este último se tiró al agua por segunda vez, en una poza, no volvió a salir a flote.